Saltar al contenido
InternetPasoaPaso

Altavoces del ordenador ¿Qué son, para qué sirven y cómo se clasifican?

Altavoces del ordenador ¿Qué son, para qué sirven y cómo se clasifican?
Meneame

Básicamente, los ordenadores son equipos que cuentan con la capacidad de realizar una infinidad de operaciones y para ello, contienen muchos componentes de apoyo, extensión y accesorios. Los cuales, conjuntamente, logran ejecutar diversas tareas con suma rapidez bajo el control de un software.

En este sentido, se conoce que hay tanto periféricos de entrada, como también los de salida e incluso, algunos que sirven para ambas cosas. Así, en el presente post, nos enfocaremos específicamente en los periféricos de salida que son los que reciben la información procesada por una CPU y la reproduce. Tomando en cuenta que, hay varios tipos: visuales, auditivos y táctiles.

Con respecto a los periféricos de salida auditivos, encontramos los altavoces, auriculares y tarjetas de sonido. No obstante, destacando la gran historia que hay detrás de los altavoces, centraremos nuestro estudio en ellos. Tomando en cuenta que son, para que sirven, como ha sido su evolución, que tipos existen y sus fallos más comunes.


¿Qué es un altavoz de ordenador y para qué sirve este hardware?

En términos generales, los altavoces también conocidos como parlantes, cornetas o bocinas, son aquellos dispositivos que facilitan la amplificación del sonido. De tal manera, funcionan como transductores eléctricos que logran transformar la corriente de electricidad en una banda sonora. Así, al tratarse de un transductor electroacústico, se puede formar una pantalla acústica con uno o varios altavoces.

Ahora bien, en el ordenador, los altavoces se definen como una manera en la cual las máquinas hacen sonidos por medios de audio analógico o digital. Gracias a ello, el altavoz otorga a estos equipos un medio para interactuar con sus usuarios a nivel auditivo y/o a través del sonido.

Por su parte, los altavoces del ordenador sirven para permitir la reproducción de sonidos estéreo, registrado en dos canales. Siendo esta, una óptima particularidad que hace que la experiencia de escuchar para el usuario, resulte mucho más natural. Pues, habitualmente, las computadoras contienen dos altavoces y cada uno de ellos puede emitir un canal diferente.

En torno a su funcionamiento y, en resumidas cuentas, resaltamos que, dentro de cada altavoz se encuentra un imán que contiene una bobina y esta, es la encargada de recibir la corriente eléctrica. De tal modo, la electricidad se ocupa de mover la bobina y así, la membrana del diafragma vibra para generar ondas en diversas frecuencias, dependiendo de la intensidad del movimiento de la bobina en cuestión.

Recomendado para ti:
¿Cómo aumentar la memoria RAM del teléfono o tablet Android? Guía paso a paso

Evolución de los altavoces ¿Cómo han ido cambiado a través de la historia?

Evolución de los altavoces ¿Cómo han ido cambiado a través de la historia?

En 1861, Johann Philipp Reis instaló el primer altavoz eléctrico en su teléfono. El cual, sencillamente, era capaz de reproducir tonos claros y después de algunas revisiones de interés, también transmitía el habla amortiguada. En 1876, Alexander Graham Bell fue quien patentó su primer altavoz eléctrico como parte de su teléfono y este, tenía la capacidad de reproducir el habla inteligible. Pero, posteriormente en 1877, se obtuvo una versión mejorada de dicho parlante, por parte de Ernst Siemens.

Así, Thomas Edison pudo obtener una patente británica para un sistema que utilizaba aire comprimido como mecanismo de amplificación para sus primeros fonógrafos. En 1898, al efectuar algunos estudios, Horace Shot concedió un excelente diseño para un altavoz que sería accionado por aire comprimido. No obstante, después de un tiempo, vendió y traspaso los derechos a Charles Parsons, quien obtuvo varias patentes británicas adicionales alrededor de 1910.

Entre 1910 y 1920, algunas compañías como Victor Talking Machine Company y Pathé, se enfocaron en crear reproductores de discos usando altavoces de aire comprimido. Pero, por la mala calidad del sonido que emitían y su poca capacidad para reproducir el sonido a volumen bajo, fueron considerados como diseños muy completamente limitados.

Después de más de 150 años de progreso y gracias a la combinación de todos estos avances a lo largo del tiempo, resultó lo que conocemos como altavoces del ordenador, hoy en día. Considerando que, actualmente, el sonido de un altavoz se transmite mediante el doble procedimiento llamado “eléctrico-mecánico-acústico” y se divide en dos fases: Las ondas eléctricas se transforman en energía mecánica y esta se convierte en ondas de frecuencia acústica.

Tipos de altavoces para ordenadores ¿Cómo se clasifican estos hardware?

A pesar de que, todos los altavoces tienen como principal objetivo la reproducción de sonidos por medio de un transductor electroacústico, en donde las ondas eléctricas se transforman en energía mecánica y después son ondas de frecuencia acústica; ciertamente, se distinguen diferentes tipos de ellos.

A continuación, mencionamos los más usados:

Según su funcionamiento

Según su funcionamiento

En torno a su funcionamiento, los altavoces se seccionan en dinámicos, electrostáticos y piezoeléctricos:

Recomendado para ti:
¿Cómo calcular el precio de un producto en Microsoft Excel? Guía paso a paso

Altavoces dinámicos

En la actualidad, son los más difundidos y se caracterizan, principalmente, porque el sonido que reproducen se genera por medio del movimiento de la bobina.

Así, cuando el sonido cambia, no solo lo hace por los materiales sino también por su estructura:

  • Estructura de cúpula: Es utilizada para los altavoces de agudos o tweeters.
  • Estructura de cono: Se emplea para emitir frecuencias graves y medias.

Es por ello que, los altavoces dinámicos suelen fabricarse con estructura de cúpula para los tweeters y estructura de cono para los woofers, principalmente.

Altavoces electroestáticos

Estos también son conocidos como “altavoces de condensador”, se caracterizan por ser caros, de gran tamaño y su funcionamiento se basa en tres placas metálicas con cargas eléctricas opuestas. Considerando que, la placa central de esas tres es móvil y suele cambiar de posición dependiendo del magnetismo ocasionado por el voltaje que recibe y así, hace vibrar al diafragma.

Altavoces piezoeléctricos

A diferencia de los demás tipos, estos altavoces funcionan a través de la fricción de cristales de cuarzo, cerámica o poliéster, por lo general. Los cuales, se deforman después de absorber una corriente eléctrica y de ese modo, producen el sonido. Gracias a dicho funcionamiento y a diferencia de los altavoces electrostáticos, los piezoeléctricos son muy baratos y de gran calidad para generar sonidos agudos. Sin embargo, no son tan eficaces para reproducir graves de baja frecuencia.

Según su fuente de energía

Según su fuente de energía

Por su fuente de energía, se manejan dos tipos de altavoces para ordenador y, a continuación, mencionamos de que se tratan:

  • Altavoces activos: Básicamente, son aquellos altavoces que requieren de una conexión a la corriente y otra al ordenador, simultáneamente, para poder funcionar.
  • Altavoces pasivos: A diferencia de los anteriores, estos pueden operar con total calidad sin necesidad de conectarlos a una red eléctrica.

Según su frecuencia

Según su frecuencia

Si bien es cierto, el sonido en un altavoz se clasifica por frecuencias, las cuales se emiten a partir de los drivers. Pero, en vista de que se suelen valorar tres clases de frecuencias principales, también se catalogan varios tipos de drivers, según cada una de ellas.



"ACTUALIZADO ✅ ¿Quieres aprender más sobre qué son los altavoces de tu ordenador y para qué sirven estos hardware? ⭐ ENTRA AQUÍ ⭐ y Descubre todo al respecto"


Aquí te nombramos cuales son:

Tweeter o agudos

Por lo general, siempre tienen presencia en un altavoz y se caracterizan por reproducir las frecuencias agudas. Pero, en vista de que son los más pequeños, se estiman como el más susceptible a “cascarse” por las frecuencias tan altas con las que vibra.

Por su parte, los altavoces dinámicos de tweeters cuentan con una estructura de cúpula y debido a dicha particularidad, también se subdividen en dos tipos más. Así, se distinguen los de “cúpula blanda” que emplea materiales textiles, emite sonidos muy naturales y ofrece menor resistencia a las ondas.  Además de, la “cúpula rígida” que son fabricadas con metales o cerámica y afecta más íntimamente al sonido.

Recomendado para ti:
¿Cuáles son los mejores antivirus gratuitos para instalar en iPhone? ¿Realmente existen? Lista [year]

Square o medios

Comúnmente, son aquellos que se encargan de simular los sonidos más graves a falta de un woofer dedicado. Entre sus principales características, destacamos que cuentan con un tamaño intermedio, se encuentran en forma de cono o cúpula (dependiendo del fabricante) y opera en frecuencias de 1.000 o 4.000 Hz.

Woofer o graves

De forma específica, estos son los de mayor tamaño y, por consiguiente, es el más pesado en comparación con los mencionamos anteriormente. Tomando en cuenta que, está dedicado a los tonos de frecuencia profunda y, por eso, logra enriquecer mucho más el sonido que reproduce. Generalmente, rodea frecuencias entre 40 y 1.000 Hz.

Subwoofer o subgraves

Tradicionalmente, este tipo se reconoce como una caja de bajos y es el más profundo de toda la escala clasificada según la periodicidad, por lo que se mueve en frecuencias de 20 a 200 Hz.

Sumado a esto, cabe resaltar que, se pueden encontrar tanto subwoofers activos como también pasivos:

  • Subwoofer activo: En este caso, el amplificador se ubica dentro del mismo altavoz y gracias a ello, puede optimizar su rendimiento energético. Sin duda, es el subwoofer más recomendado.
  • Subwoofer pasivo: Obligatoriamente, este subtipo requiere un amplificador externo para poder funcionar de manera correcta. Aun así, presenta un consumo de energía bastante exigente.

Fallos y errores comunes ¿Cuáles son sus causas y sus posibles soluciones?

Fallos y errores comunes ¿Cuáles son sus causas y sus posibles soluciones?

Ahora bien, al momento de conectar y utilizar un altavoz en el ordenador, es probable que surjan algunos errores que son verdaderamente comunes.

Entonces, para que sepas como solucionarlos rápidamente, te invitamos a leer los siguientes aspectos de interés:

Drivers de audio desinstalados

Desafortunadamente, las propias actualizaciones del sistema pueden generar algunos fallos en los drivers, por lo que estos son desinstalados de manera automática. En tal caso, lo primero que se debe realizar, es verificar si los controladores de audio están reportando algún error significativo.

Adicional a eso, se aconseja volver a instalar los drivers de audio en tu equipo. Lo cual, en el caso de Windows, se puede llevar a cabo directamente desde el Panel de control y el administrador de dispositivos, accediendo al apartado de entradas y salidas de audio.

Errores en la configuración del sonido

También es posible que se generen problemas a nivel de sonido al momento de conectar el altavoz al ordenador. Esto, comúnmente, sucede cuando los usuarios silencian el audio de su PC sin darse cuenta y después, no pueden recibir ningún sonido a través de los altavoces.

Recomendado para ti:
Macros en Access ¿Qué son, para qué sirven y qué debo tener en cuenta antes de abrir una?

Para eso, sencillamente tienes que pulsar el icono del altavoz que se encuentra en la barra de tareas de Windows 10 con el botón derecho del mouse y allí, puedes abrir el mezclador de volumen. Hecho lo anterior, será preciso comprobar que el volumen de los altavoces no este deshabilitado o en “modo mute”. En caso de ser así, la solución radica en habilitar y subir el volumen.

Problemas de conexiones

A pesar de que puede ser algo muy evidente, lo cierto es que también es posible que existan ciertos fallos relacionados con las conexiones de los altavoces del ordenador. Tomando en cuenta que, la principal causa de ello corresponde a una conexión incorrecta o alguna avería en los cables.

En este caso, la solución correspondiente será comprobar que todas las conexiones de dichos cables se encuentren de forma correcta y así, poder destacar que el problema, es o no, debido a una mala conexión. Por supuesto, para resolver este inconveniente, tendrás que efectuar una conexión correcta y verificar el funcionamiento del hardware.

Fallos relacionados con los formatos de audio

Entre otros problemas comunes, encontramos que es posible que el error se encuentre en los formatos de audio que han sido predeterminados en el ordenador. Puesto que, pueden originar una disyuntiva entre los sonidos que admite el altavoz conectado al PC y, en consecuencia, este no funcionará.

Para solucionar dicho problema en un equipo con Windows 10, te recomendamos acceder al menú de Panel de control. Después, ingresa al apartado de Sonido y desde la pestaña “Reproducción”, tendrás que entrar a las propiedades del dispositivo establecido como predeterminado, en este caso, al altavoz usado.

Después de ello, ubica la pestaña de Opciones Avanzadas y haz clic en ella, para después ingresar en “Formato predeterminado” y cambiar la configuración ajustándola con respecto a aquellos formatos que acepta el altavoz del ordenador (es preciso que investigues estos datos). Por último, prueba de nuevo si el dispositivo reproduce audio correctamente y en caso contrario, tendrás que modificar la configuración otra vez, tal y como te explicamos.

Si te quedaste con alguna duda, déjalas en los comentarios, te contestaremos lo antes posible, además seguro que será de gran ayuda para más miembros de la comunidad. Gracias! 😉

Más Trucos y Consejos cada día ¡Apúntate Aquí!


He leído y acepto los términos y condiciones

Compártelo, gracias!

Meneame
Etiquetas: