Si un pen/USB no lo reconoce el PC con su letra, a veces, paraliza otros programas
que hacen barridos por los periféricos, y es porque intentan acceder a este USB
averiado «lógicamente». Si no lo es físicamente, basta con acudir en administrador
de dispositivos, a la lista por abajo de unidades de discos y localizar el nombre del
USB que está dando problemas. Aún no están operativo, su nombre estará en la
lista. Y entonces con botón derecho dándole a desinstalar, la siguiente vez que
lo insertemos, se cargarán controladores y volverá a funcionar.
Lo acabo de hacer yo. Había modificado el Pen para que el pen tuviera caché de memoria y el programa de windows me lo había dejado frito.
Desinstalando e instalando el disco con el nombre del Pen, se ha solucinado.
Uffff.

Responder