Saltar al contenido
InternetPasoaPaso

Cloud Computing ¿Qué es, cómo funciona y para qué sirve esta tecnología?

Cloud Computing ¿Qué es, cómo funciona y para qué sirve esta tecnología?
Meneame

En el mundo actual, a la par de las grandes innovaciones, más y más sectores se van sumando a la toma de beneficios derivados de los desarrollos informáticos. Un ejemplo de ello lo vemos en el amplio uso que se le está dando a softwares como el Cloud Computing.

Lo decimos porque al principio era algo en cierta forma reservado a las grandes empresas, y hoy día vemos cómo tal cosa ha cambiado. Es por eso que este tipo de servicios se ha democratizado, al punto de que no solo se ha popularizado dentro del mundo empresarial, sino que ahora está al alcance de todos los usuarios de Internet.

En este post encontrarás todo lo que necesitas saber sobre el Cloud Computing, de manera que luego de su lectura ya estarás en mejor disposición de comprender mejor todo lo relativo al tema.


¿Qué es el cloud computing o la computación en la nube y para qué sirve?

la-nube

Comenzamos diciéndote que hay varias maneras de referirse al Cloud Computing, por lo que cuando escuches términos como informática en en la nube, servicios en la nube, o ‘la nube’ a secas, debes saber que estamos hablando exactamente de lo mismo.

Paradigmáticamente, el Cloud Computing es un servicio que permite al usuario trasladar parte de su información en forma de archivos y/o programas a un conjunto de servidores remotos, a los que siempre va a poder acceder a través de una red, que en este caso es Internet.

Con lo anterior ya debes haber comprendido que la nube te sirve para almacenar muchas cosas fuera de tu ordenador. Pero todo va más allá de eso, ya que además de poder usar los datos que has guardado en los referidos servidores, también puedes usar programas que el propietario de los mismos pone a disposición de los usuarios que contratan sus servicios.

Cada vez que necesites hacer uso de la información que tienes guardada en la nube, lo mismo que de las herramientas que el proveedor pone a tu disposición, basta con conectarte a Internet e introducir tu nombre de usuario y contraseña para acceder al mismo.

Recomendado para ti:
¿Cómo crear una cuenta de McAfee Antivirus gratis? Guía paso a paso

¿Cuáles son los principales beneficios de la computación cloud?

¿Por qué guardar mis documentos en la nube? Ventajas y riesgos

No cabe duda que la computación en la nube ha traído consigo una serie de beneficios, comenzando por poner al alcance de prácticamente todo aquel que lo desee una serie de ventajas relacionadas con esta forma de hacer uso de los equipos informáticos.

Algunos de ellos te los mostramos a continuación:

Flexibilidad y versatilidad

Una de las características más llamativas de los servicios en la nube, no es otro que la flexibilidad que ofrecen a la hora de adaptarse a los constantes cambios que se dan en el mundo empresarial en todo momento.

A eso debemos sumar la facilidad de conectarte con los servidores desde cualquier dispositivo, sin importar que se trate de un PC, un smartphone, tableta o laptop, lo que sin dudas deja ver la versatilidad de los servicios cloud. Eso sin contar la escalabilidad del sistema.

Respaldo de la información

Si lo vemos desde el punto de vista individual, piensa en todo lo que tienes almacenado en sitios como Facebook, Gmail, Hotmail etc., donde sin darte cuenta hay mucha información tuya guardada en sus servidores. Eso sin contar todo lo que envías allí en forma de automensajes para tenerlos como respaldo o recordatorio de muchas de tus actividades.

Otro ejemplo de esto, lo tenemos en el cada vez mayor número de conglomerados de todos los niveles que envían su información a la nube como forma de contar con un respaldo al que pueden acudir en todo momento.

Seguridad

No se puede negar que este punto es tema de controversia dentro del universo de la Cloud Computing. Sin embargo, ni siquiera los detractores pueden negar las cada vez más eficientes precauciones de seguridad puestas en práctica por los proveedores del servicio.

Además, es bueno tomar en cuenta que no sabemos en qué momento nuestro PC, o cualquier otro dispositivo donde podamos tener guardada información, llegue a sufrir algún desperfecto con la consiguiente pérdida de datos. Cuando los tienes en los servidores de nube ese riesgo queda minimizado.

La eficiencia ganada en este aspecto queda reflejada en el hecho de que cada día más gobiernos, grandes conglomerados y particulares de todo el mundo, confían sus archivos a los expertos en seguridad informática puestos ahí por los responsables de los servidores.

Actualizaciones automáticas

La actualización constante de software es algo que puede resultar demasiado costoso para el común de los usuarios, pero cuando haces usos de los servidores de Cloud Computing ciertamente este gasto deja de ser una preocupación, con lo que se traduce en uno de sus mayores beneficios.

Recomendado para ti:
¿Cómo recuperar la cuenta de Uber para utilizar el servicio de taxi más avanzado? Guía paso a paso

Todo eso gracias a que tu proveedor de servicios en la nube se encarga del mantenimiento y la constante actualización del software, sin poner jamás en riesgo ningún material que le hayas confiado. Imagina todo lo que te ahorras al no tener que estar instalando software personalizado que en poco tiempo puede quedar obsoleto.

Acceso remoto a la información

Empleados y empleadores ven cómo está modalidad de computación beneficia a unos y otros, al punto que no importar el lugar donde se encuentre cada uno para cumplir con sus tareas y obligaciones, ya que solo se necesita estar conectado a Internet para tales fines.

Esto es gracias a la multilocación en la prestación del servicio, que permite que se puedan conectar varios dispositivos de manera simultánea desde diferentes lugares.

Tipos de nubes informáticas ¿Cuáles son y en qué se diferencia cada una?

Al no existir una única Cloud Computing, es natural que existan varios tipos, cada uno con sus propias particularidades. Para que los conozcas, solo debes prestar atención al siguiente contenido:

Nube privada

Es aquella que ha sido implementada para un ente en concreto. A través de este tipo de nube muchas compañías se aseguran de mantener bien resguardada su información sensible, lo cual consiguen al no permitir la entrada desde un punto de acceso público.

Esto último es posible gracias a que la compañía en cuestión, al ser propietaria de la red, el servidor, el disco y de toda la infraestructura en general, está en posición de decidir qué terceros pueden acceder a la misma y las condiciones y momentos en que pueden hacerlo.

Nube pública



"ACTUALIZADO ✅ ¿Quieres saber qué es la informática en la nube y cuáles son las ventajas de esta tecnología? ⭐ ENTRA AQUÍ ⭐ y Conócelas todo al respecto"


Una nube pública computacional es aquella que ha sido desarrollada por un tercero para proveer del servicio al público en general. Este proveedor, al ser quien administra todo lo relativo a la infraestructura y los servicios facilitados a través de la misma, es responsable por aspectos como el mantenimiento y la actualización del software del sistema, entre otros.

La nube pública es usada de forma gratuita por muchas personas, pero cuando se trata de empresas, éstas prefieren contratar un servicio por pago de la misma, con lo que consiguen algún grado de privacidad al utilizar el servicio, lo mismo que mayores garantías de seguridad.

Nube híbrida

Cuando dos o más proveedores de tipos distintos unen sus infraestructuras para prestar el servicio, se forma lo que se conoce como nube híbrida. Hay que destacar que cada proveedor o tipo de proveedor del servicio mantiene la autonomía, ya que cada uno controla las partes de su plataforma.

Recomendado para ti:
¿Cuáles son los mejores juegos para niñas sin conexión a Internet ni Wi-Fi para jugar en Android e iPhone? Lista [year]

Cuando se utiliza este tipo de nube, se cuenta con mejor escalada a demanda. Sin embargo, en ocasiones se pueden presentar dificultades por tratarse de ambientes diferentes, sobre todo a la hora de distribuir algunas aplicaciones.

Nube comunitaria

Creada más que todo para uso institucional, es aquella que ha sido organizada por un grupo con el fin de atender temas de propósito común. En otras palabras, se trata de un pool de recursos en la nube gestionado de manera mancomunada y administrados por dichas instituciones, que pueden tener personalidad pública o privada.

Multicloud

Al igual que en el caso de la nube híbrida, aquí intervienen dos o más plataformas de tipo pública y privada, pero se diferencia de aquélla en que no necesariamente los proveedores deban estar conectados entre sí de manera permanente. Esto se debe a que se puede hace uso de varios host para acceder a los servicios, cosa que no es posible en la nube híbrida.

Muchos la ven como una gran opción, ya que dentro de ella se puede trabajar de manera más veloz, a la vez que ofrece mayores garantías en lo relativo a la seguridad.

Tipos de servicios cloud computing ¿Cuáles existen y en qué se diferencian?

Utiliza-plataforma-como-la-nube

Ahora vamos a ver los tipos de servicios que existen en la Cloud Computing, de manera que tengamos claro cómo podemos beneficiarnos de cada uno de ellos:

IaaS

Es el acrónimo en inglés para referirse a lo que conocemos en español como Infraestructura como Servicio. Se trata concretamente de que el usuario pueda usar recursos brutos del servidor, dejando al proveedor la responsabilidad en cuestiones como la administración del servidor y del software.

SaaS

Es el Software as a Service (Software como Servicio), siendo el modelo que hasta ahora cuenta con mayor popularidad entre los usuarios. A través de él se facilita el acceso del usuario al sistema por medio de una interfaz de navegador o programa, quedando la red subyacente, el sistema operacional y otros recursos funcionando en los bastidores.

PaaS ¿Cómo funciona y qué tipo de plataformas como servicio existen?

Se trata de otro modelo o tipo, en este caso conocido en español como Plataforma como Servicio, y la forma de acceder es idéntica que en el caso de SaaS. Siendo que encierra varios subtipos, hemos decidido dedicar este capítulo a conocerlos en su funcionalidad:

  • PaaS público: Provienen de los SaaS, y originalmente, como su nombre lo indica, fueron pensados para ser usados en nubes públicas.
  • PaaS privado: Aunque mayormente se descargan e instalan desde la plataforma local de una empresa, también puede hacerse desde una red pública. Una vez instalado, tiene una gran utilidad para desarrollar aplicaciones sin perder los beneficios de la computación en la nube.
  • PaaS Mobile: Gran aliado para los innovadores en todo lo que tiene que ver con las app móviles.
  • PaaS abierto: De amplio uso y gran utilidad para quienes trabajan con software de código abierto, que así pueden ejecutar aplicaciones en dicho entorno.
  • PaaS híbrido: Ideal para quienes se desempeñan en un entorno de nube híbrida, combinando plataformas públicas y privadas.
  • PaaS para Desarrollo Rápido: Una tendencia que ha ido ganando adeptos, aunque está dando sus primeros pasos.
Recomendado para ti:
¿Cómo arrancar mi ordenador Mac desde un USB booteable de forma fácil y rápida? Guía paso a paso

¿Qué limitaciones y riesgos tiene la informática en la nube y cómo pueden solucionarse?

nube-informatica

Ahora bien, nadie puede asegurar que la Cloud Computing está libre de riesgos, y aún de tener algunas limitaciones. Estas últimas comienzan por reconocer que sin una conexión a Internet es imposible acceder al servicio en algunas ocasiones.

Como clientes, siempre queremos tener la seguridad de que hay alguien a quien dirigirnos a la hora de cualquier problema de índole legal. Esto lo decimos porque los servidores del proveedor pueden estar ubicados en cualquier parte del mundo, en muchos casos en lugares cuya legislación desconocemos por completo.

Muchos critican el hecho de que la Cloud Computing crea una relación de dependencia demasiado acentuada del cliente con respecto al proveedor del servicio, al punto de asegurar que en realidad se trata de un sistema centralizado, donde muchas actividades solo podrán llevarse adelante si este último lo autoriza.

Pero tal vez la mayor preocupación tiene que ver con nuestra privacidad y la seguridad de los datos que guardamos en la nube. Esto es porque todo lo que pasemos a los servidores en la nube deja de estar bajo nuestro control. En otras palabras, no podemos estar totalmente seguros de que alguien pueda estar hurgando por ahí.

En este sentido, es bueno que se tomen precauciones para estar más tranquilos cuando decidimos hacer uso de este servicio. Sobre todo en lo atinente a darle importancia a eso de mantener siempre una copia de seguridad en un medio físico de los archivos que guardamos en la nube.

Tampoco debemos perder de vista algo tan simple como cambiar nuestras contraseñas periódicamente, lo mismo que dejar de usar una igual para todos nuestros dispositivos, con lo que le estaremos dificultando la tarea a los miles de hackers que pululan en las redes informáticas.

Si te quedaste con alguna duda, déjalas en los comentarios, te contestaremos lo antes posible, además seguro que será de gran ayuda para más miembros de la comunidad. Gracias! 😉

Más Trucos y Consejos cada día ¡Apúntate Aquí!


He leído y acepto los términos y condiciones

Compártelo, gracias!

Meneame
Temas: