¿Cómo apagar la pantalla de tu PC con Windows 8 sin apagar todo el equipo? Guía paso a paso

¿Te ha pasado en alguna oportunidad que deseas apagar la pantalla de tu ordenador o portátil sin que se apague por completo el equipo?. Para poder hacerlo, en Windows existen unas funcionalidades muy interesantes que te permitirán conseguirlo.

En primera instancia te hablaremos acerca de cómo hacerlo a través de las funciones hibernar y suspender. A pesar de que podrían parecer las mismas a grandes rasgos, realmente tienen una serie de características que las diferencian.

A lo largo de este post, te enseñaremos ¿Cómo apagar la pantalla de tu PC con Windows 8 sin apagar todo el equipo?, mediante una guía paso a paso. Sumado a eso, también te compartiremos una serie de consejos para que puedas personalizar la pantalla de bloqueo de tu ordenador.


Aprende paso a paso cómo bloquear la pantalla de tu PC con Windows 8

Como te indicamos con anterioridad, puedes proceder a apagar o bloquear la pantalla de tu PC con Windows 8 a través de las funciones de “suspensión” e “hibernación”.

Son muy fáciles de utilizar, por lo que te explicaremos en qué consiste cada una y cómo utilizarlas correctamente:

Suspensión

Modo suspensión en Windows 8

Lo más interesante de este modo, es que consume muy poca energía, permite que tu equipo se inicie más rápido y, además, cuando vuelvas a usarlo estará en el mismo punto donde lo dejaste. No debes preocuparte por perder trabajos porque se acabe la batería, debido a que Windows se encarga de guardar automáticamente los avances de todo lo que tengas abierto. La única forma de que se apague tu PC es que se haya agotado casi en su totalidad la batería.

Recomendado para ti:
¿Cómo cambiar la foto de tu perfil en Twitter y subir una nueva? Guía paso a paso

Es recomendable acudir a esta funcionalidad cuando estés lejos de tu ordenador durante poco tiempo. Un buen ejemplo para usar el modo suspensión, es cuando vas a tomar un descanso para comer o realizar cualquier otra actividad que no ocupe demasiado tiempo. Cabe destacar que existen muchos dispositivos como portátiles o tabletas que se ponen en modo suspensión cuando se cierra la tapa o simplemente se presiona el botón de Inicio/Apagado.

Una vez que tengas en claro en qué consiste este modo, lo siguiente es aprender cómo poner tu PC en suspensión. El paso a paso lo indicamos a continuación:

  • Desliza el dedo desde el borde derecho de la pantalla.
  • Pulsa en la opción de Buscar (en caso de usar un mouse, señala la esquina superior derecha de tu pantalla, mueve el puntero hacia abajo y selecciona en Buscar).
  • Procede a escribir Opciones de energía dentro del cuadro de búsqueda.
  • Toca en Opciones de energía.
  • Ve a Elegir el comportamiento de los botones de inicio/apagado.
  • Junto a la opción anteriormente mencionada, toca en Suspensión.
  • Selecciona Guardar cambios.
  • En caso de utilizar un portátil, haz clic en Elegir el comportamiento del cierre de la tapa. Junto a ello, selecciona en Suspensión y por último en Guardar cambios.

De esta manera, cuando quieras activar el modo suspensión, sólo deberás presionar el botón de inicio/apagado en tu equipo de escritorio, o cerrar la tapa en caso de portátiles o tablets. En caso de querer reanudar las operaciones que estabas llevando a cabo, la mayoría de las ocasiones basta con presionar el botón de inicio/apagado de tu equipo. No obstante, puede que también se active con sólo presionar una tecla de tu teclado, haciendo clic con un botón del ratón e incluso simplemente abriendo la tapa del portátil.

Hibernación

Modo hibernación en Windows 8

Es una opción diseñada principalmente para portátiles, por lo que puede que no esté disponible para todos los equipos. Por ejemplo, aquellos que tienen InstantGo no tienen la opción de hibernación. Lo particular de este modo, es que consume mucha menos energía que el modo suspensión.

Recomendado para ti:
¿Cómo modificar los permisos y propietarios en el sistema operativo Linux? Guía paso a paso

Aparte de eso, cuando arrancas nuevamente el equipo, todo vuelve al mismo punto en que lo dejaste pero de una forma un poco más lenta que con la suspensión. Es recomendable en aquellos momentos en los que no vayas a usar el dispositivo durante un largo periodo de tiempo y que no podrás recargar la batería.

Si está disponible dicha opción para tu PC o dispositivo, debes llevar a cabo los siguientes pasos para activarla:

  • Desliza el dedo desde el borde derecho de la pantalla.
  • Selecciona Buscar.
  • Escribe en la barra de búsqueda Opciones de energía e ingresa en dicha opción.
  • Ve a Elegir el comportamiento del botón inicio/apagado.
  • Selecciona en Cambiar la configuración actualmente no disponible.
  • Dentro de Configuración de apagado, activa la función Hibernar.
  • Toca en Guardar cambios.

Así ya podrás colocar tu equipo en hibernación de diferentes maneras.



"ACTUALIZADO ✅ ¿Quieres bloquear la pantalla de tu Windows 8 sin tener que apagar el PC por completo? ⭐ ENTRA AQUÍ ⭐ y Aprende Cómo ¡DESDE CERO!"


Dentro de las principales formas están:

  • Mover el mouse hacia la esquina inferior izquierda de la pantalla y luego seleccionar con el botón derecho en Inicio. También puedes hacerlo presionando la tecla del logo de Windows + X en el teclado. Haz clic en Apagar o cerrar sesión y selecciona Hibernar.
  • Desliza tu dedo desde el borde derecho de la pantalla y entra en Configuración. Pulsa en Inicio/Apagado y luego en Hibernar.

Consejos para personalizar la pantalla de bloqueo de tu Windows 8

Consejos para personalizar la pantalla de bloqueo de tu Windows 8

Si quieres darle a tu ordenador un toque más personal, puedes acudir a la alternativa de personalizar la pantalla de bloqueo. Hacerlo en Windows 8 es muy sencillo, y podrás modificar detalles como la imagen de fondo o la información que se muestra a través de ella.

En primer lugar, para tener acceso al panel de estas configuraciones tienes que realizar el siguiente procedimiento:

  • Ve a la barra lateral derecha o pulsa la tecla Windows + C.
  • Cuando se despliegue el menú, selecciona la opción Configuración.
  • Posteriormente, ingresa en Cambiar configuración de PC.
  • Ve a Personalizar.

Desde aquí puedes hacer todos los cambios que quieras relacionados a la pantalla de bloqueo de tu Windows 8.

Recomendado para ti:
¿Cómo actualizar los emojis de Whatsapp? Descubre los nuevos emoticonos

En este sentido, te compartimos algunos consejos útiles para personalizar esta sección:

Cambia la imagen de fondo

Una vez que ingreses en el panel de Personalizar, podrás apreciar de lado derecho que hay tres pestañas u opciones. Ve a la que dice Pantalla de bloqueo. Desde allí, puedes cambiar la imagen de fondo de esta sección, sólo basta con pulsar el botón Examinar para buscar una que tengas guardada en el equipo o seleccionar una de las predeterminadas.

El tipo de imagen a colocar dependerá de tus gustos, por lo que si las opciones predeterminadas no son de tu agrado, siempre podrás descargar una por Internet y seleccionarla como opción de imagen de fondo en tu pantalla de bloqueo. Como recomendación, revisa la calidad de la imagen para que luzca estético.

Utiliza una herramienta externa para más opciones de personalización

Directamente desde Windows 8, sólo podrás llevar a cabo pequeños cambios, por lo que si realmente deseas aportar un diseño totalmente único lo mejor es acudir a la ayuda de herramientas externas dedicadas a ello. Un buen ejemplo de estas, es Lock Screen Customizer. Es una aplicación de WinAero con la que podrás cambiar ciertos detalles extra en la apariencia de tu pantalla de bloqueo.

Algunas cosas que te permite ajustar son:

  • Cambiar el formato el reloj.
  • Modificar el idioma en que se muestra la fecha.
  • Personalizar los colores de la pantalla de login.
  • Seleccionar una carpeta con varias imágenes para que el fondo de tu pantalla de bloqueo cambie de forma automática al deslizarla.

Descarga temas de escritorio

Si no te quieres preocupar por escoger los colores adecuados para tu escritorio o pantalla de bloqueo, siempre es una buena opción descargar temas de escritorio. Lo interesante de ellos, es que son una combinación de imágenes, colores de ventanas y sonidos que dan un estilo diferente a tu equipo.

El sitio web más seguro para hacerlo, es directamente en Microsoft. Ingresa en este enlace:https://support.microsoft.com/es-ve/help/13768/desktop-themes-featured” y en el listado de opciones que se muestran, selecciona el tema que más te guste. Sin duda es un procedimiento muy simple y con el que tendrás un abanico de opciones muy amplio según tus gustos y necesidades.

Si te quedaste con alguna duda, déjalas en los comentarios, te contestaremos lo antes posible, además seguro que será de gran ayuda para más miembros de la comunidad. Gracias! 😉

Más Trucos y Consejos cada día ¡Apúntate Aquí!


He leído y acepto los términos y condiciones

Temas

Recomendadas

Relacionadas


Destacadas


Deja un comentario

  ◀ Acepto los términos de privacidad