Saltar al contenido
InternetPasoaPaso

Extensión de archivo .RPM: ¿Qué son y cómo abrir este tipo de archivos?

Extensión-de-archivo-.RPM-Qué-son-y-cómo-abrir-este-tipo-de-archivos
Meneame

¿Has escuchado hablar de la extensión de archivo .RPM? Es probable que te suene si eres usuario de Linux, ya que se ha creado especialmente para él. De hecho, los archivos con dicho formato son aquellos que sirven para instalar programas y software para este sistema operativo.

El significado de las siglas RPM es Red Hat Package Manager File. Se trata de una extensión con formato muy fácil de manipular y, sobre todo, con la capacidad de ser versátil, ya que sirve para todas las versiones de Linux que existen en el mercado y, en teoría, así seguirá siendo. Los ficheros en formato rpm correspondientes a la instalación de programas suelen estar contenidos en packs de código fuente de tipo .tar.gz o tar.bz2.

Si te interesa conocer más datos interesantes acerca de este tipo de archivos, puedes continuar leyendo a continuación porque con nosotros conocerás sus características, para qué sirven y, más importante, cómo utilizarlos.


¿Qué es y para qué se usan los archivos con extensión .RPM?

archivo con extensión rpm

Los archivos .RPM son un conjunto de datos comprimidos que incluyen, entre ellos, elementos para posibilitar la instalación de un programa. Hay que indicar que también se usan para verificar, actualizar o desinstalar un software determinado. En esencia, sirven para todas las tareas importantes de un programa, es decir, para conseguirlo, personalizarlo y eliminarlo.

Así, podemos decir que hablamos de una herramienta y no de un mero archivo. Este es el formato de paquete de partida que tiene Linux Standar Base, un proyecto de varias distribuciones para normalizar la estructura interna de este SO a nivel general.

Recomendado para ti:
¿Cómo crear una cuenta de correo electrónico en Zoho Mail? Guía paso a paso

Ya hemos adelantado que ahora se usa en cantidad de extensiones de este sistema operativo, si bien, su versatilidad ha conseguido que sea un producto que se exporta a otros.

¿Cuáles son las características más importantes de estos archivos?

Como hemos indicado anteriormente, los ficheros con extensión .rpm contienen código fuente que sirve para poder instalar programas y que se encuentra encerrado en paquetes. Por este motivo, el administrador de sistemas que se dedica a actualizar el software utilizará un gestor de paquetes que le ayudará mucho más que tener que construirlos él mismo.

Entre las características más importantes que tienen estos archivos se encuentran las siguientes:

  • Los paquetes se envían, cifran y verifican a través de MD5 y GPG.
  • Los SPRMs contienen un conjunto de paquetes que tienen en su interior los archivos de código fuente en archivos con formato .rpm. Esto va a hacer que sea posible una verificación más sencilla de los paquetes.
  • Si necesitamos actualizar varios paquetes RPMs al mismo tiempo es preciso utilizar ficheros parche.
  • El gestor de paquetes de Linux se encarga de resolver las dependencias de manera automática, evitando así el problema de los novatos de tener que conocerlas todas las se que se deban de instalar en un equipo, pues es algo muy específico.
  • Se puede convertir, sin problema a otros formatos útiles como PKG, DEB, SLP o TGL.

¿Cómo abrir y ejecutar un archivo RPM en mi Linux desde la consola?

La instalación de un archivo .rpm es muy fácil, ya que para ello solo debes seguir unos cuantos pasos muy sencillos. A continuación, te los vamos a ir mostrando para que los sigas y así puedas abrir y ejecutar un archivo .rpm en Linux, aunque tus conocimientos sean los mínimos.

La manipulación de estos ficheros se da desde la consola del sistema aunque en la actualidad también podríamos administrarlos desde simples softwares y administraciones GUI complejas. Algunos ejemplos, entre muchísimos otros, serían AnyToISO, Zipeg, PeaZip, iArchiver, Unarchiver, Alien o Red Hat Package Manager.

Recomendado para ti:
¿Cómo reparar el puerto USB del ordenador cuando no funciona? Guía paso a paso

En este caso, y debido a que disponemos de la consola de manera natural en cualquiera de las extensiones de Linux, es el método que te enseñamos a utilizar.

Abrir un terminal

En primer lugar, debes abrir un terminal, la llamada consola de Linux. No tienes más que pulsar los botones Ctrl + Alt + T o simplemente con un doble clic si ya tienes un acceso. Comenzarás a escribir comandos. En este caso, trabajaremos con comando rpm, es decir, indicaciones que comienzan con este conjunto de letras, que será el punto de entrada operacional.

Ten mucho cuidado, ya que este es muy riguroso y sólo acepta los comandos escritos de la manera correcta, lo cual es lógico para no arrancar acciones accidentales.

Comando de instalación

Comienza escribiendo “sudo” como comando. A continuación debes escribir “rpm -uvh paquete-a-instalar.rpm”. Pulsa en «Intro».

El sistema comenzará a leer el interior del paquete y nos devolverá un mensaje que indicará “actualizando / instalando”. Luego aparecerá el nombre del mismo y, al lado, un montón de símbolos ###### seguidos del porcentaje instalado entre corchetes.

Comando de actualización

Otra opción es la de actualizar un paquete o aplicación. Para poder hacerlo se debe utilizar el siguiente comando “rpm -uvh paquete.rpm”, escribiéndolo tal cual, sin las comillas y pulsando en «Intro».

Comando de eliminación



"ACTUALIZADO ✅ ¿Quieres conocer cuales son los mejores programas y aplicaciones para importar archivos .RPM en Linux? ⭐ ENTRA AQUÍ ⭐ y Descubre como hacerlo ✅ FÁCIL y RÁPIDO ✅"


Una opción muy interesante también es la de poder eliminar un paquete o aplicación. Para conseguirlo es necesario únicamente que introduzcas en la consola el siguiente comando “rpm -ev paquete-a-borrar.rpm».

Comando de listado

listar archivos rpm

Otro de los comandos que puede resultar francamente interesante es el listar todos los archivos .rpm que se encuentran dentro del sistema. No sirve para usar ninguno en específico pero sí para saber qué herramientas tienes en el ordenador para ser instaladas y utilizadas.

Existen tres comandos para poder hacerlo:

  • “Rpm -qa”.
  • “Rpm -qa l less”.
  • “Rpm -qa l grep something».

RPM vs DEB ¿en qué se diferencian y cuál es mejor?

RPM vs DEB

Ahora que ya sabemos todo lo indispensable acerca de los ficheros .rpm, debemos conocer otro formato de archivo muy importante y reconocido dentro del sistema operativo Linux. Esta es la extensión de formato .deb, con muchas similitudes con la anteriormente vista pero creada, en concreto, para la distribución Debian GNU de Linux.

Recomendado para ti:
¿Cómo crear y añadir un recordatorio en Google Calendar? Guía paso a paso

El programa que se utiliza por defecto para controlar estos paquetes es DPKG y se controla por comandos a través de apt. Aunque también existen otros softwares que contienen interfaz gráfica que nos ayuda a visualizarlos y utilizarlos de manera más gráfica como, por ejemplo, Synaptic.

Este tipo de ficheros contienen dos archivos .tar; uno tiene la información de control del paquete y el otro los datos concretos del mismo. Para poder trabajar con este tipo de archivos desde consola se utilizan unos comandos muy similares a los que describimos anteriormente. Para hacerlo desde un programa sólo es necesario hacer doble clic con el ratón en el archivo y usar el Gestor de Archivos predeterminado.

La diferencia principal entre estos dos formatos radica en la distribución para la que han sido creados. Los ficheros con formato .deb han sido realizados para distribuciones de Linux basadas en Debian y los que tienen formato .rpm están diseñados para distribuciones basadas en RedHat y son más generales.

Los ficheros .deb son mucho más rápidos en el sentido de buscar dependencias, ya que, además, precisan de menor cantidad de estas. En el caso de los ficheros .rpm el número de dependencias es mucho mayor.

Además, los ficheros .deb son más sencillos de instalar, aunque esto tampoco supone una diferencia abrumadora pues, como hemos visto, ambos se valen de consola y de softwares para ello.

Por contra, empaquetar o encapsular ficheros de tipo .rpm es mucho más sencillo, rápido y menos confuso. Sólo son necesarias sus propias librerías, suponiendo, eso sí, un trabajo más arduo para los usuarios finales.

Como veis, cada uno de los formatos tiene unas características en concreto y está orientado a un tipo de usuarios diferente. Por ello, la decisión de escoger cuál de los dos formatos es mejor depende también del usuario y es tan personal como el tipo de distribución de Linux que quieres tener instalada en tu equipo.

Si te quedaste con alguna duda, déjalas en los comentarios, te contestaremos lo antes posible, además seguro que será de gran ayuda para más miembros de la comunidad. Gracias! 😉

!Suscríbete ahora y entérate de las últimas noticias!


He leído y acepto los términos y condiciones

Compártelo, gracias!

Meneame
Temas: