📢 NUEVO Canal de Telegram ÚNETE AQUÍ

¿Cómo navegar en Internet desde Windows 10 de forma segura y privada? Guía paso a paso

Si bien es cierto, Windows 10 es la última versión lanzada al mercado en torno al sistema operativo de Microsoft. La cual, con tan solo 5 años de trayectoria, ha logrado ponderarse como uno de los mejores SO que existen en todo el mundo. Tomando en cuenta que, por defecto, es un sistema ligero que revela poco consumo de recursos, provee una mejor experiencia gracias a Cortana y admite escritorios virtuales.

Adicional a ello, W10 también se destaca del resto por su notable seguridad y fiabilidad, en vista de que cuenta con mayores niveles de encriptación, un potente gestor de contraseñas y un código fuente sin fisuras. Sin embargo, a la hora de navegar por Internet, los usuarios no están exentos de presentar ciertas vulnerabilidades que es apropiado tener en consideración.

Por ende, a causa de los peligros latentes en el mundo online, es esencial que los usuarios conozcan cuales son los mayores peligros que hay. Al igual que, como se puede navegar de forma segura desde su PC con Windows 10 y algunos consejos que los ayudarán a adquirir mucha más privacidad. Lo cual, lo explicaremos a lo largo de este post.


¿Cuáles son los principales riesgos a los que nos exponemos al navegar en Internet?

Para nadie es un secreto que, Internet ha sido una óptima herramienta para la humanidad y gracias a sus diferentes bazas, ha logrado facilitarles el día a día a las personas, además de agilizar el flujo de información de manera exponencial.

Sin embargo, a pesar de simplificar numerosas actividades humanas y contribuir con el desarrollo personal de los internautas, lo cierto es que estas ventajas también revelan algunos contras. En ese sentido, al día de hoy, se distinguen un gran número de riesgos a los cuales se exponen los usuarios de Internet a la hora de navegar en este entorno.

Siendo así, las principales desventajas que producen vulnerabilidades y pueden traer graves consecuencias consigo, en caso de no efectuar las acciones pertinentes para protegerte y aumentar tu privacidad en Internet. Por eso, para disminuir dichas vulnerabilidades y estar conscientes de lo que sucede en este mundo, es valioso saber los principales riesgos a los que te expones al navegar de manera online.

Por eso, aquí te daremos a conocer los más relevantes de todos:

¿Cuáles son los principales riesgos a los que nos exponemos al navegar en Internet?

Suplantación de identidad

Este es un problema al que cada vez los internautas se enfrentan más. La cual, básicamente, se trata de una acción malintencionada por parte de un individuo que decide hacerse para por otra persona con fines maliciosos (obtener datos de forma ilegal, cometer algún tipo de fraude, etc.). Es decir que, se produce una vez alguna persona perversa se apropia de otra identidad digital indebidamente.

De ese modo, actúa bajo su nombre y aparte de adquirir información confidencial, también es posible que la utilice para publicarla con el fin de chantajear, extorsionar o desprestigiar a la víctima a nivel online. Incluso, en Internet, la suplantación de identidad también se genera cuando una persona crea un perfil con los datos de otro usuario y actúa en su nombre.

Es por ello que, al momento de crearse un ataque de este tipo, la víctima en cuestión tendrá consecuencias tales como: amenazas, insultos, burlas, una imagen distorsionada de sí mismo en Internet y hasta pérdidas económicas. Tomando en cuenta que, la solución más pertinente en dichos casos, consiste en denunciar al victimario por todas las vías posibles.

Phishing

En los últimos años, este ha sido uno de los métodos más usados por los internautas no fidedignos para obtener información confidencial de los usuarios de modo fraudulento, especialmente, aquellos datos basados en sus cuentas bancarias, tarjetas de crédito y/o contraseñas de cuentas. Así, consiste en un tipo de estafa online que se vale de engaños para generar la adquisición de fondos ilícitamente.

Por su parte, este término proviene de los vocablos “password harvesting fishing” que, en español, significa “cosecha y pesca de contraseña”. Entre otros detalles, los phisher hacen uso de técnicas de ingeniera social para obtener la información que necesitan. Para esto, generalmente, se hacen pasar por una empresa de confianza a través de sistemas de SMS/MMS, llamadas telefónicas, mensajería instantánea, correos electrónicos y redes sociales.

Recomendado para ti:
¿Cómo desactivar temporalmente tu cuenta de Instagram? Guía paso a paso

De tal manera, ocasionan la pérdida económica de la víctima a partir de sus cuentas bancarias o tarjetas de crédito. Por eso, para evitarlo, lo mejor es dejar de entregar datos confidenciales vía correo electrónico, verificar la veracidad de la empresa en cuestión, no hacer clic en ningún enlace recibido por desconocidos, dejar de responder mensajes que parecen sospechosos, etc.

Ciberacoso

También conocido como “ciberbullying”, el ciberacoso se define como un riesgo presente en el mundo digital que produce el maltrato, a nivel psicológico, a menores de edad y es causado por otro menor haciendo uso de tecnologías como el Internet, dispositivos móviles, redes sociales y videojuegos.

Por lo general, los victimarios se enfocan en amenazar, hostigar, humillar, atormentar y molestas a otros menores (o incluso, mayores de edad). Por consiguiente, el ciberacoso se caracteriza por publicar o compartir contenido perjudicial, negativo y cruel acerca de otra persona. Valorando que, en muchos casos, puede incluir información privada para causar vergüenza y humillación ante otros internautas.

Razón por la que, este se califica como un comportamiento criminal en Internet. Así, el ciberbullying genera graves consecuencias que causan un impacto de gran medida, llegando a producir hasta la muerte de la víctima. Siendo así, un riesgo más grave que el bullying porque su difusión es más rápida y tiene más cobertura, aparte de que puede incluir el ataque por parte de más personas malintencionadas.

Virus informático

También es muy usual encontrarse con virus informáticos a la hora de navegar por Internet. Estos, se definen como amenazas digitales que tienen la capacidad de secuestrar los recursos del equipo utilizado con el objetivo de propagarse y realizar acciones ilegitimas y dañinas para el usuario.

Por lo general, los virus de esta clase se pueden contraer a través del correo electrónico al abrir archivos adjuntos (archivos de programas ejecutables o archivos de macro) que parecen inofensivos, pero no lo son. Asimismo, estas amenazas también son distribuidas por medio de plataformas de mensajería instantánea para propagarse más rápidamente con tan solo lograr que más contactos hagan clic en algún vínculo añadido.

Del mismo modo, existen los virus de descarga de software que son uno de los más comunes para infectar los ordenadores, en vista de que, los internautas ilegítimos recurren a anuncios o ventanas emergentes para tener mayores oportunidades de infectar a otros durante su navegación en Internet. Es decir que, estas amenazas se pueden adjuntar tanto a un archivo o documento, como también a un enlace o a un programa.

Sexting

Corresponde a una práctica que describe el envío de contenido sexual, erótico o pornográfico por medio de Internet, basado en textos, imágenes y vídeos insinuantes. Los cuales, en la mayoría de los casos, son creados por el propio remitente. Siendo esta, una amenaza protagonizada por adolescentes que suelen enviar dicho contenido como prueba de afecto a alguien, por iniciativa propia.

De esa manera, los victimarios se aprovechan de las victimas para utilizar esas imágenes o vídeos con el objetivo de chantajearlas y extorsionarlas para obtener como resultado, lo que desean (casi siempre, es dinero). Debido a esto, el sexting también es conocido como “sextorsión” en Internet y hasta ahora, ha afectado a millones de internautas en todo el mundo. Lo cual, sin duda, marca de por vida a las víctimas y dañan su reputación de forma notable.

Como consecuencia, es posible que el contenido erótico se distribuya a todo el mundo, sin un control aparente. Con ello, los victimarios logran su cometido, al hacer sentir humilladas a las personas afectadas. Las cuales, pueden acabar con pérdida de autoestima, depresión, problemas de ansiedad, traumas psicológicos, exclusión de la sociedad y, tristemente, hasta puede generar su suicidio.

Hosting dañino

Otro de los mayores peligros de Internet, es el hosting dañino. El cual, básicamente, es aquel que exhibe particularidades negativas en la experiencia de navegación de los internautas, tales como: robo de información, servidores infectados, alojamiento de webs de temática adulto, soporte de baja calidad e inyecciones SQL. En ese sentido, este tipo de problemática deja a un lado la protección de los datos de los usuarios, en vista de que no son tratados de manera adecuada.

Es probable que terceros malintencionados puedan almacenar esta información para usarla con fines maliciosos en pro de lograr sus cometidos. Lo cual, principalmente, concluye en publicidad indeseada y hasta suplantación de identidad. Por ende, en términos de seguridad, el hosting dañino revela notables fisuras para los usuarios. Tomando en cuenta que, la fiabilidad es completamente nula en estos entornos y como consecuencia, no existe ningún tipo de privacidad. Es una práctica que hasta conlleva a consecuencias legales y sanciones.

Recomendado para ti:
¿Cómo crear documentos en Microsoft Word fácil y rápido? Guía paso a paso

Aprende paso a paso cómo navegar en Internet desde tu PC con Windows 10

Por suerte, para navegar en Internet de forma segura en Windows 10, los usuarios cuentan con varias soluciones que les permiten adquirir un mayor nivel de privacidad ante tantas vulnerabilidades y miradas indiscretas. Lo que significa que, este sistema operativo permite implementar varias alternativas para poder tener más seguridad en Internet, desde un PC con W10.

A continuación, detallamos dichas soluciones:

Instalar navegador

Instalar navegador

Para disfrutar de una óptima experiencia de navegación en Internet, es esencial hacer uso de un navegador web que tenga las características pertinentes para garantizar esto. Por ello, en Windows 10, es recomendable instalar un navegador que te permite acceder a toda la información existente en los sitios web de forma segura y privada. En tal sentido, al momento de elegir tu navegador ideal, lo mejor será que valores su nivel de seguridad, verificando si logra identificar sitios web fraudulentos a través de ciertos filtros.

Por ejemplo; o si existe algún riesgo de suplantación de identidad, al igual que la presencia de un virus informático. Asimismo, fíjate en la privacidad que permite obtener, ya sea navegando de forma incógnita o evitando el rastreo por parte de páginas web. Adicionalmente, te aconsejamos comprobar la velocidad que entrega, su compatibilidad, su funcionalidad y su diseño.

Así, bajo todas estas características, resulta apropiado instalar algunos de los siguientes navegadores web en Windows 10:

  • Google Chrome: A nivel de seguridad, es altamente competitivo. Puesto que, está libre de amenazas, permite navegar en modo incognito, sus actualizaciones son automática y añade protección extra con una función sandboxing.
  • Mozilla Firefox: Por naturaleza, este navegador web cuenta con funciones de seguridad optimizadas, entre las que destaca el Linux Sandboxing. Sumado a eso, posee un centro de control mejorado y aporta protección de rastreo.
  • Microsoft Edge: Se caracteriza por ofrecer una navegación privada y segura de forma pertinente. Valorando que, es capaz de detectar páginas webs maliciosas y no tiene ingresos económicos por vender anuncios a terceros.
  • Opera: Por suerte, posee un bloqueador de anuncios integrado que incrementa la privacidad de los usuarios. Aparte de ello, ofrece una VPN de gran calidad y sin costo alguno.
  • Tor: Sin duda, es otro de los navegadores web más seguros y privados que existen hasta ahora. Ya que, les permite a los usuarios mantenerse anónimos durante su navegación en Internet y así, no pone en riesgo su identidad.

Por su parte, si deseas bajar alguna de estas soluciones en tu ordenador, lo más indicado es que procedas a descargar el archivo de instalación en tu PC por medio del sitio web oficial. Después, haz clic en “Ejecutar” para así iniciar la instalación y una vez se concluya el proceso, puedes proceder a establecerlo como navegador predeterminado.

Instalar VPN

Otro elemento de gran relevancia para adquirir una mayor protección en Windows 10, hace referencia al VPN. Las cuales, se definen como un servicio que se encarga de proteger los datos de sus usuarios de forma online, ante internautas no fidedignos y hasta vigilancia gubernamental. De manera que, principalmente, logran ocultar tu identidad en línea y encriptar tu tráfico con el fin de que tus huellas digitales no puedan ser rastreadas en la red, gracias a que no muestran la dirección IP de los usuarios.

Aparte de ello, los servicios VPN se ocupan de asegurar tus conexiones en línea para que no puedan despojar tus datos basados en cuentas bancarias, tarjetas de crédito y credenciales de inicio de sesión. Asimismo, pueden omitir los cortafuegos y ofrecen torrenting seguro. Por suerte, desde tu equipo con Windows 10, es posible conectarte a una Red Privada Virtual (VPN) de forma gratuita, ya sea para uso personal o por motivos de trabajo.



"ACTUALIZADO ✅ ¿Quieres aprender a navegar en Internet de forma segura desde Windows 10? ⭐ ENTRA AQUÍ ⭐ y Descubre Todos ¡DESDE CERO!"


Para lo cual, será necesario que crees tú perfil de VPN de forma correcta y procedas a conectarte a una de ellas, de la siguiente manera:

Crear perfil de VPN en W10

Crear perfil de VPN en W10

  • Elige el botón Inicio y haz clic en “Configuración” (el icono de engranaje localizado en la parte lateral izquierda).
  • A continuación, selecciona la opción “Internet y red”, en donde encontrarás la opción de “VPN” en la barra lateral izquierda.
  • Seguidamente, oprime en “Agregar una conexión VPN” para iniciar seleccionando “Windows (integrado)” en la parte de Proveedor de VPN.
  • Posterior a eso, en Nombre de la conexión, introduce un nombre que puedas reconocer fácilmente. El cual, será la identificación de tu conexión VPN al conectarte en ella.
  • Después, procede a escribir la dirección del servidor VPN, a través del cuadro “Nombre de servidor o dirección”.
  • En “Tipo de VPN”, tienes que escoger la clase de conexión VPN que deseas crear. Para esto, es valioso que investigo qué tipo de conexión VPN necesitas usar personalmente o en tu empresa.
  • Ahora, es momento de seleccionar el tipo de información de inicio de sesión o las credenciales que prefieres utilizar. Esto, mediante “Tipo de información de inicio de sesión”.
  • Hecho todo lo anterior, puedes hacer clic en “Guardar”.
Recomendado para ti:
Rangos en Microsoft Excel ¿Qué son, para qué sirven y cómo identificarlos de forma correcta en tus hojas de cálculo?

Conectarte a una VPN

Conectarte a una VPN

  • Después de tener tu perfil VPN, dirígete a la barra de tareas y haz clic sobre el icono de Red.
  • En segundo lugar, procede a elegir la conexión VPN que deseas emplear.
  • A continuación, si el botón Conectar está en la parte inferior de la VPN en cuestión, simplemente haz clic sobre él.
  • En caso de que se abra la sección VPN en configuración, solo debes seleccionar dicha VPN para después presionar en “Conectar”.
  • Por otro lado, si en lugar de lo anterior te solicitan el nombre de usuario y la contraseña de inicio de sesión, es preciso que introduzcas esos datos.
  • Cuando efectúes alguna de las acciones mencionadas anteriormente, la VPN se mostrará en estado “Conectado” y así, solo resta comenzar a usarla.

Abrir website

Después de instalar tu navegador web seguro de preferencia y activar una VPN en Windows 10, es momento de proceder a abrir los sitios web que necesites para así iniciar tu experiencia de navegación.

La cual, gracias a las herramientas detalladas anteriormente, será mucho más segura y evitará poner en peligro tu integridad ante las diferentes vulnerabilidades que se conocen. En este caso, dicho sistema operativo te brinda la posibilidad de programar la apertura de tu página web de forma automática, con el fin de adquirir la mayor productividad posible.

Si deseas hacer uso de esa funcionalidad, lo más recomendable es que procedas a través del famoso Programador de tareas de Windows 10 y aquí, te enseñamos como:

Abrir website

  • Primero que todo, desde el buscador del SO, teclea “Programador de tareas” y entra en dicha aplicación en la que encontrarás varias opciones.
  • Después de eso, en la ventana de la aplicación, dirígete a la sección que dice “Acciones” y en el menú que contiene, pulsa sobre “Crear tarea…”.
  • En tercer lugar, desde la siguiente ventana, tienes que definir varios parámetros como: Nombre y descripción de la tarea a programar, opciones de seguridad para establecer el momento para ejecutar la tarea y configuración de compatibilidad.
  • Ahora, haz clic sobre la pestaña “Desencadenadores” y elige el botón “Nuevo” para fijar la frecuencia con la que quieres ejecutar la acción. Así, haz clic en Aceptar.
  • Seguidamente, presiona en la pestaña “Acciones”. Allí, oprime en “Nueva” y elige “Iniciar un programa” para ingresar la ruta del navegador a ejecutar en el campo de “Programa o script”. Para pulsar en Aceptar.
  • En la pestaña “Condiciones”, tienes la posibilidad de definir parámetros vinculados con el estado del ordenador. De ese modo, puedes personalizar la tarea.
  • A continuación, desde la pestaña “Configuración”, procede a ajustar valores asociados a la acción a ejecutar.
  • Por último, haz clic en “Aceptar” para aplicar y guardar todos los cambios realizados. Así, es momento de comprobar su correcto funcionamiento y abrir website.

Descargar contenido

Descargar contenido

Por último, en caso de que necesites descargar contenido por medio de un sitio web, puedes hacerlo libremente mientras uses tu navegador web de confianza y hayas activado la VPN que configuraste en tu PC, antes de esto. Tomando en cuenta que, con ambos elementos, podrás obtener una capa de seguridad extra para evitar contraer virus o amenazas informáticas al descargar cualquier contenido (imágenes, vídeos, documentos, aplicaciones, etc.).

En este punto, se recomienda utilizar un navegador web que tenga la capacidad de verificar si la descarga en cuestión se basa en software malintencionado o, en efecto, resultará perjudicial tanto para el PC como para el usuario. Tomando en cuenta que, la mayoría de los navegadores recomendados anteriormente, logran identificar cualquier descarga sospechosa para advertir al usuario con notificaciones.

Consejos para navegar en Internet de forma segura y cuidando tu privacidad

Consejos para navegar en Internet de forma segura y cuidando tu privacidad

Aparte de implementar las soluciones que admite Windows 10, también es valioso poner en practica otras recomendaciones que te ayudarán a obtener mucha más seguridad, privacidad y confidencialidad en Internet a la hora de navegar en el entorno online.

Recomendado para ti:
¿Cómo instalar Windows 8 en un ordenador nuevo desde cero como un experto? Guía paso a paso

Dichas recomendaciones, te las explicamos a continuación, a modo de consejos:

Utiliza contraseñas seguras

Con el fin de evitar el phishing o cualquier amenaza basada en suplantación de identidad, es esencial crear contraseñas seguras y cuidarlas en todo momento. Ya que, durante la experiencia online, uno de los puntos más vulnerables de todos consiste en las contraseñas y, por eso, los expertos recomiendan hacer uso de claves con un óptimo nivel de encriptación.

Para ello, opta por crear una contraseña única y compleja, al mismo tiempo. Valorando que, es recomendable introducir 15 caracteres en ella (como mínimo) y que incluya tanto letras como números, al igual que símbolos especiales. De esta forma, tus cuentas online adquirirán una mayor seguridad y será más difícil que sean vulneradas por parte de terceros malintencionados.

Instala un antivirus potente

También es oportuno que descargues e instales un buen antivirus para PC. En vista de que, por medio de estas herramientas, podrás aumentar la protección de tu equipo y de tu integridad porque están diseñados para evitar vulnerabilidades y suprimir cualquier amenaza contraída.

Por ejemplo, en W10, puedes hacer uso de los siguientes programas: Microsoft Defender, Avast Free Antivirus, Bitdefender Internet Security, AVG Internet Security, entre otros. Pero, aparte de instalar un antivirus, ten en cuenta que, debes mantenerlo actualizado para que no existan brechas de seguridad en el sistema operativo. Tomando en consideración que, al instalar todas las actualizaciones pertinentes, el software se mantendrá capacitado para detectar y eliminar virus, con el fin de protegerte de todos los riesgos presentes en la red.

Valora la importancia del famoso “https”

Si bien el cierto, el “https” hace referencia a un protocolo de comunicación de Internet que garantiza una notable protección y confidencialidad de los datos que envían los usuarios una vez ingresan a cualquier sitio web. Por ende, todas las páginas webs que contengan dicho elemento en su dirección URL, son apropiadas para llevar a cabo comunicaciones privadas y seguras.

Por consiguiente, cuando navegues en Internet e ingreses a los sitios web que necesita, es esencial que verifiques que dicho sitio opera bajo este protocolo porque con ello, podrás asegurarte de que tu información estará resguardada a través del protocolo TLS en todo momento. Para comprobarlo, simplemente visualiza su dirección URL en la parte superior y ratifica la existencia del “https” al inicio de ella.

Por su parte, si la web no emplea dicho protocolo, es probable que se lleve a cabo un espionaje por parte de intrusos durante toda tu experiencia en ese sitio web. Por lo que, estos lograrán llevar a cabo sus acciones ilegitimas a fin de adquirir tus datos y obtener información relevante sobre ti. Para así, generar sus diferentes amenazas (phishing, suplantación de identidad, ciberacoso, etc.).

Usa el firewall o cortafuegos

Otra recomendación efectiva, consiste en implementar el uso de cortafuegos para navegar en la red. Por suerte, Windows 10 cuenta con un cortafuegos integrado que puedes configurar de forma personalizada, según tus requerimientos. Considerando que, estos con apropiados para añadir una capa de protección extra al sistema operativo, gracias a que bloquea malware, entrega un óptimo rendimiento y gestiona el ancho de banda.

Por su parte, si deseas activar el cortafuegos disponible en Microsoft Defender para W10, solo tendrás que acceder al menú de Configuración para elegir la opción “Actualización y seguridad”. Posteriormente, oprime sobre “Seguridad de Windows” y procede a hacer clic en “Firewall y protección de red” desde Áreas de protección. Ahora, selecciona un perfil de red y modifica el valor a “Activo” en Firewall de Microsoft Defender.

Evita los enlaces sospechosos

Aparte de todo, también te aconsejamos evitar la entrada a enlaces sospechosos y prevenir la ejecución de archivos adjuntos de dudosa procedencia. Debido a que, uno de los medios más empleados para direccionar a los internautas a sitios maliciosos, consisten en los enlaces o hipervínculos, al igual que los archivos ejecutables. Pues por medio de ellos, pueden llevar a cabo acciones de phishing y logran la propagación de virus informático.

Por ende, a la hora de detectar la presencia de estos elementos que resultan sospechosos, lo mejor será que prevengas el acceso a ellos para así, disminuir la vulnerabilidad ante los peligros que estos exhiben. Considerando que, habitualmente, son riesgos presentes en correos electrónico, mensajes en redes sociales, ventanas de chat y hasta anuncios publicitarios en Internet.

Si te quedaste con alguna duda, déjalas en los comentarios, te contestaremos lo antes posible, además seguro que será de gran ayuda para más miembros de la comunidad. Gracias! 😉

Más Trucos y Consejos cada día ¡Apúntate Aquí!


He leído y acepto los términos y condiciones

Temas

Recomendadas

Relacionadas


Destacadas


Deja un comentario

  ◀ Acepto los términos de privacidad