✅ ÚNETE a la Comunidad de IP@P ⏩ ENTRA AQUÍ
📅 Tal día como hoy 02 de febrero... ¿QUÉ PASÓ?
Cursos Gratis
Ganar Dinero Internet
Android
Windows
iOS
MacOS
Linux
Facebook
Amazon
Netflix
Whatsapp
Twitch
Instagram
YouTube
Gmail
TikTok
Arduino
Telegram
Raspberry Pi

Netflix, Disney+, Amazon Prime y otros servicios VOD son cada vez más costosos y sus precios seguirán aumentando

¿El fin del streaming está muy cerca? Todo parece indicar que sí, las constantes subidas de precios por parte de plataformas como Netflix, Prime, Hulu, ESPN Plus y más, muestran que este negocio es inviable y las personas cada vez prescinden más de él

Saharay Pérez
Autor: Saharay Pérez
Fecha: 01 diciembre, 2022 a las 01:06

Este 29 de noviembre, The Verge publicó un nuevo informe en el que asegura que los servicios de streaming son cada vez más costosos y sus precios seguirán elevándose, sin parar. Tanto Netflix como Disney+, Amazon Prime, HBO Max, Apple TV Plus, Hulu y ESPN Plus ya anunciaron aumentos de precio este año, por lo que los suscriptores se verán obligados a pagar más dinero para disfrutar del catálogo alojado en dichas plataformas. Sin embargo, es una situación que pone en riesgo a tales servicios de perder suscriptores.

Según se evidencia, esta subida de precios ha sido causada por la recesión económica que se ha desarrollado a nivel mundial. Entonces, mientras que algunos streamers están perdiendo dinero para obtener contenido en sus plataformas favoritas, otros están perdiendo capital para poder distribuirlo y comercializarlo. En consecuencia, las compañías se han visto en la necesidad de diversificar su fuente de ingresos y exprimir a los suscriptores existentes al máximo, para dejar de percibir estas pérdidas.

publicidad

Los servicios VOD son cada vez más costosos

Los servicios VOD son cada vez mas costosos

En 2011, una suscripción estándar de Netflix tenía un precio mensual de aproximadamente 7€. Dos años después, en 2013, la famosa compañía presentó una suscripción premium para garantizar mayor exclusividad a sus usuarios y este tenía un coste de casi 11€ mensuales. Desde entonces, los planes del icónico servicio VOD se volvieron más caros.

Esto quedó en evidencia desde 2017, cuando el plan más caro de Netflix pasó de costar 11€ a tener un precio de casi 14€ por mes. Dicha actualización de precios, no sólo afectó a los streamers premium, sino que también se estableció en el plan estándar de la compañía, el cual comenzó a costar más de 10€. En ese momento, el motivo del aumento se basó en la adición de nuevos contenidos y funciones exclusivas para disfrutar de una mejor experiencia de usuario.

Hasta entonces, todo parecía normal. No obstante, en 2019, Netflix volvió a actualizar sus precios una vez más y en aquel momento, el coste premium era de casi 16€ y el precio de la suscripción estándar requería un importe de casi 14€. Dicha situación empezó a generar alarma entre los usuarios, ya que cada año la subida de precios era mayor.

Desafortunadamente, esto ha empeorado en la actualidad. Hoy en día, los suscriptores de Netflix deben pagar casi 20€ para disfrutar del plan premium, alrededor de 15€ para obtener el plan estándar o 10€ para acceder a la suscripción básica de la plataforma. De forma que, se ha convertido en una plataforma realmente costosa, a diferencia de lo que se considerada antes porque era catalogado como uno de los servicios de streaming más accesibles.

Lo peor, es que se trata de una realidad que ha afectado a todos los usuarios de servicio VOD a nivel mundial. En vista de que, aparte de Netflix, otras plataformas como Disney+, HBO Max, Disney Prime, Hulu, EPSN Plus y Apple TV Plus son cada vez más costosos. Un ejemplo de ello, es el aumento el precio de la suscripción con publicidad de Hulu en 2021 y el incremento de las tarifas de Disney+ y Apple TV Plus en 2022.

“El precio de los servicios de transmisión refleja las realidades económicas y los costos que se requieren para producir y distribuir el contenido”.

Eric Schmitt, director y analista de Gartner en declaraciones a The Verge.

Según fuente confiables, Apple TV Plus está atravesando una situación similar a la de Netflix. Dado que, solamente genera dinero al atraer suscriptores, pero no a la hora de brindar licencia del contenido de su catálogo (que es en lo que gasta dinero para crear presencia en la industria). Por consiguiente, tal y como señala un portavoz de Apple, los de Cupertino optaron por elevar el precio de su servicio de streaming como un aumento en los costos de licencia. Además, estaban planteándose la idea de recurrir a la publicidad para mitigar gran parte de sus gastos.

“Creo que la publicidad es un estado inevitable para casi todos los servicios”.

Eric Schmitt, director y analista de Gartner en declaraciones a The Verge.

En el caso de Disney, ha decidido elevar el precio de Disney Plus de casi 8€ por mes a alrededor de 11€, una tarifa que se empezará a implementar a partir de diciembre. Asimismo, Hulu se vio en la obligación de aumentar el plan con publicidad de 7€ a 8€ mensuales, al igual que la versión libre de anuncios que pasó de costar 13€ a tener un precio de 15€ mensuales. Por otro lado, los suscriptores de ESPN Plus tampoco se han salvado de esto y en julio, percibieron un incremento del 40% en los precios de los paquetes disponibles.

A principios de 2022, Disney recibió un golpe de casi 1.000M€ para finalizar anticipadamente un acuerdo de licencia sin nombre y obtener el contenido en su propia plataforma. Muchos sospechan que este ha sido uno de los motivos por los que se produjo su actual subida de precios.

En resumidas cuentas, según el grupo de análisis de datos Kantar, los servicios VOD invierten más dinero en la creación de una biblioteca de contenido para atraer a su audiencia potencial. Por ende, no se benefician tanto de añadir nuevos suscriptores, ya que no perciben un beneficio real a la hora de proporcionar sus licencias de contenido. Incluso, si un servicio de transmisión logra generar dinero extra después de otorgar licencias de contenido, es una “ganancia” que no logra mitigar las demás pérdidas que se producen.

Otro de los motivos por los que las compañías de contenido a la carta han tenido que incrementar los precios de sus suscripciones, es por la notable recesión económica que vive el mundo. Dado que, en este momento, las plataformas de streaming ofrecen paquetes de pagos mensuales y generan deudas a los usuarios, los cuales buscan ahorrar dinero y optan por prescindir de dichos servicios. Así, las plataformas VOD deben exprimir a los suscriptores existentes al máximo.

Sin duda, el principal causante de esta situación es la inflación, el enemigo de todos en la actualidad. Por la gran desvalorización de la moneda, han subido los costes se producción de casi todo y, en consecuencia, las empresas deben elevar sus precios de venta. En efecto, también se ven en la necesidad de diversificar sus fuentes de ingresos y proteger su patrimonio a toda costa.

Netflix ha tomado medidas enérgicas contra el uso compartido de contraseñas como un intento de fomentar la exclusividad de su contenido e impedir que varias personas puedan acceder desde una única cuenta. La plataforma se hartó de permitirles a sus usuarios ahorrar dinero.

¿Podrían los aumentos de precios de las VOD hacer que su negocio sea inviable?

En vista de los preocupantes aumentos de precios por parte de los servicios de streaming, muchos prevén que esta industria está condenada a muerte. Más allá de generar mayores gastos a los suscriptores, dichas plataformas están atravesando una dura crisis que, incluso, no les permite sostenerse. En otras palabras, la decadencia de sus ingresos está causando que tengan que recurrir a alternativas desesperadas, para mantenerse y seguir en el mercado.

En un principio, la transmisión de contenido en línea a la carta se vendió como un futuro que innumerables ventajas a las que era imposible decirle que no. Gracias a la posibilidad de ver series y películas en cualquier momento, elegir entre múltiples opciones en extensos catálogos y disfrutar de este beneficio por un precio accesible. Sin embargo, estos servicios ya no son lo que eran en sus inicios.

A pesar de que muchas de estas webs lograron llegar a lo más alto de la cúspide, en realidad nunca tuvieron en cuenta que llevaban años alimentándose de una deuda cada vez más monstruosa y así, acumularon pérdidas de dinero que, hoy por hoy, no tienen la capacidad de afrontar. En consecuencia, los expertos acentúan que la industria del streaming no es rentable actualmente, lo que significa que se trata de un negocio poco viable.

Esta situación empeora por la negativa de los usuarios en seguir consumiendo dicho tipo de contenido, ya que les genera deudas innecesarias. Según datos recaudados en EEUU, alrededor del 52% de los estadounidenses se sienten más estresados económicamente en 2022, en comparación con lo que se percibía el año pasado. Además, según un proveedor de antenas de HDTV en USA, 3 de cada 5 habitantes planean cancelar al menos una de sus suscripciones de streaming en un futuro cercano.

Por si fuera poco, existen alternativas adicionales que les permite acceder a los mismos contenidos de Netflix, Amazon Prime, HBO Max y Disney+, por un menor coste. Se trata de plataformas de stream “piratas” o canales de Telegram que facilitan enlaces a estos contenidos, por precios muchos más bajos. Como consecuencia, llegará un momento en el que los internautas dejen de pagar por ver series y películas a la carta.

🔥ÚNETE🔥 A LA NUEVA COMUNIDAD DE IP@P ¡APÚNTATE AQUÍ!

Si te quedaste con alguna duda, déjalas en los comentarios, te contestaremos lo antes posible, además seguro que será de gran ayuda para más miembros de la comunidad. Gracias! 😉

Temas

Saharay Pérez
Autor: Saharay Pérez

Mi pasión es la tecnología y las redes sociales, investigo y documento las últimas noticias y trucos de Facebook, Twitter, Instagram, Whatsapp y cualquier red social.

Publicidad

Últimas Noticias

Deja un comentario