📅 Tal día como hoy 23 de abril... ¿QUÉ PASÓ?
Cursos Gratis Stories
Ganar Dinero Internet
Android Stories
Windows Stories
iOS Stories
MacOS Stories
Linux Stories
Facebook Stories
Amazon Stories
Netflix Stories
Whatsapp Stories
Twitch Stories
Instagram Stories
YouTube Stories
Gmail Stories
TikTok Stories
Arduino Stories
Telegram Stories
Raspberry Pi Stories

China solicita autorización para destruir satélites de Starlink por ser un potencial riesgo para su seguridad

Starlink, el servicio de Internet satelital de Elon Musk, se ha convertido en una amenaza para China según un grupo de científicos del país asiático, que aseguró que están preparando un plan para deshabilitar y destruir este sistema

Saharay Pérez
Autor: Saharay Pérez
Fecha: 03 junio, 2022 a las 11:05

Starlink, el servicio de Internet satelital desarrollado por SpaceX, empresa del magnate Elon Musk, se ha convertido en una potencial amenaza para China. El pasado 30 de mayo, un grupo de científicos del país asiático emitió un comunicado en el que aseguran que se encuentran preparando un plan para deshabilitar y destruir este sistema satelital. Los autores destacaron la posibilidad de que dicha red de satélites se use con fines militares, para afectar la seguridad nacional de China.

Entre las posibles amenazas, señalan la destrucción de los propios satélites chinos, el rastreo de misiles hipersónicos y el aumento de la velocidad de transmisión de datos de vehículos militares estadounidenses (como, aviones de combate). Como consecuencia, desde Pekín los investigadores proponen un proyecto enfocado en vigilar, neutralizar y hasta destruir la red satelital global. Esta preocupación también se ve motivada por el envío de dicha clase de satélites a Ucrania, para que el país en guerra pudiera mantener su conexión a Internet.

publicidad

Starlink ¿Un arma militar en potencia?

Starlink Un arma militar en potencia

Mediante la revista Modern Defense Technology de la República Popular China, con su artículo llamado “El estado de desarrollo de Starlink y sus contramedidas”, los científicos afirman que, más allá de ser un programa civil para brindar servicios de Internet a alta velocidad, Starlink tiene una base militar muy sólida, por lo que muchas veces ha cooperado con el ejercito de Estados Unidos tanto en 2019 como en 2020 y 2021.

Desde 2019, la empresa SpaceX de Elon Musk recibió fondos por parte de la Fuerza Aérea de Estados Unidos y con ello ambos se centraron en comprobar si los satélites Starlink tienen la capacidad de conectarse con aviones militares encriptados. Un año después, en mayo de 2020, el ejercito de USA firmó un acuerdo con la famosa empresa de fabricación aeroespacial para transmitir datos a través de redes militar con el uso de Starlink.

Más adelante, en marzo de 2021, la misma empresa ratificó su plan de trabajo con la Fuerza Aérea del país para seguir probando el Internet Starlink. Todo esto promete mejorar la capacidad de combate de las fuerzas armadas del país norteamericano en términos de detección remota de reconocimiento, ataque, colisión, refugio espacial, navegación y posicionamiento, retransmisión de comunicaciones, etc. Gracias a que los satélites Starlink se pueden montar con dispositivos de meteorología, navegación y reconocimiento.

En base a esto, los autores del estudio desarrollado en Pekín aseguran que China debe preocuparse por la proliferación de satélites y la basura espacial, potencialmente dirigida por Starlink. De no ser así, los accidentes serán mucho más frecuentes en el espacio, tal y como ocurrió con dos astros operados por SpaceX, los cuales estuvieron muy cerca de colisionar con Tiangong, la estación espacial china, en diciembre de 2021.

Este acontecimiento, produjo una queja en la ONU contra Estados Unidos por parte del gobierno chino. En el documento, destacan que Tiangong se vio obligada a realizar una serie de maniobras para evitar un desastre en el que perderían la vida los tres astronautas chinos presentes. Así, la estación espacial china tuvo que cambiar de rumbo, o de lo contrario se habrían visto afectados por la gran amenaza de los dos satélites de Starlink, en ese momento.

La mayor preocupación de China es la cantidad de satélites en el espacio, pues el plan de SpaceX consiste en poner en órbita más de 42.000 satélites para ofrecer Internet. La empresa de Musk ya ha lanzado alrededor de 2.300 de ellos.

Según Ren Yuanzhen, investigador del Instituto de Seguimiento y Telecomunicaciones de Pekín bajo la Fuerza de Apoyo Estratégico del EPL, es crucial que el país asiático desarrolle sus capacidades antisatélite lo más pronto posible.

Esto tiene que incluir un sistema de vigilancia con una escala sin precedentes, para rastrear y monitorear cada Starlink. Además, alienta a los militares de su país a desarrollar diversas técnicas para contrarrestar cualquier amenaza que afecte la seguridad nacional.

Por ahora, la autorización para destruir satélites de Starlink impone el empleo de métodos de eliminación suave y dura, para lograr que estos satélites pierdan sus funciones, al igual que destruyan el sistema operativo de la constelación. Para ello, China dispone de inhibidores de microondas capaces de interrumpir las comunicaciones o destruir componentes eléctricos, e incluso posee potentes láseres de resolución milimétrica para cegar los sensores de estos.

También tiene en su poder armas cibernéticas para hackear las redes de satélites y misiles anti satélite de largo alcance para destruirlos con rapidez.

Otra queja para la red satelital de Elon Musk

Una de las quejas más notorias que ha recibido Starlink, radica en las protestas que han hecho los astrónomos en contra del proyecto. Ya que el despliegue del mismo se convirtió en un problema para los descubrimientos astronómicos, debido al extenso número de satélites con objetos un 99% más brillantes que el resto de elementos en la baja órbita terrestre. Así que, la primera ronda lanzada por SpaceX no trajo alegrías para todos.

Para poder defenderse de las críticas, el multimillonario de origen sudafricano destacó que no seguirá causando ningún impacto negativo en los descubrimientos astronómicos. Para ello, optó por aplicar una capa de pintura especial capaz de minimizar la reflectividad a la radicación que reciben estos satélites, lo cual dificultaba la exploración espacial en gran medida.

Por medio de un estudio, enfocado en analizar el comportamiento de los nuevos satélites de Starlink, se comprobó que la capa especial disminuía, a la mitad, el albedo o la reflectividad.

Sin embargo, aunque la alternativa de Musk garantiza mejoras a nivel de observación de la región ultravioleta, lo cierto es que la capa de pintura especial hace que aumente la temperatura superficial de los satélites. Esto es un hecho que sigue produciendo inconvenientes en la exploración especial, especialmente en aquella que emplea longitudes intermedias de onda infrarrojas.

Como solución, los astrónomos acentúan que lo mejor es cambiar la órbita de operación de los satélites Starlink, pues se ubican a 547 km de La Tierra. No obstante, es probable que SpaceX no implemente esta alternativa.

🔥ÚNETE🔥 A LA NUEVA COMUNIDAD DE IP@P ¡APÚNTATE AQUÍ!

Si te quedaste con alguna duda, déjalas en los comentarios, te contestaremos lo antes posible, además seguro que será de gran ayuda para más miembros de la comunidad. Gracias! 😉

Temas

Saharay Pérez
Autor: Saharay Pérez

Mi pasión es la tecnología y las redes sociales, investigo y documento las últimas noticias y trucos de Facebook, Twitter, Instagram, Whatsapp y cualquier red social.

Publicidad

Últimas Noticias

Deja un comentario