✅ ÚNETE a la Comunidad de IP@P ⏩ ENTRA AQUÍ
📅 Tal día como hoy 08 de diciembre... ¿QUÉ PASÓ?
Cursos Gratis
Ganar Dinero Internet
Android
Windows
iOS
MacOS
Linux
Facebook
Amazon
Netflix
Whatsapp
Twitch
Instagram
YouTube
Gmail
TikTok
Arduino
Telegram
Raspberry Pi

Meta alerta de campañas de Ads de manipulación política en Facebook e Instagram de Rusia y China

La empresa de Mark Zuckerberg denuncia públicamente que desde los países comunistas están intentando manipular a las masas desde las redes sociales... Al igual que USA y Europa lo han hecho por años

Anabel Hernández
Autor: Anabel Hernández
Fecha: 29 septiembre, 2022 a las 10:02

En los últimos tiempos se ha hecho frecuente que las redes sociales desarticulen campañas de desinformación provenientes de algunos países. Esta vez, Meta demostró que eliminó dos operaciones de influencia pública originadas en Rusia y China, relacionadas con el conflicto que se desarrolla desde febrero de este año con Ucrania.

Según los datos de la empresa, se trata de la operación más grande y sofisticada que se ha logrado desarticular desde que comenzaron los problemas bélicos. A la vez, la noticia confirma que en ciertos casos las redes sociales no son únicamente sitios para conectarse con los amigos y familiares o pasar ratos agradables. Para muchos, se han convertido en una fuente de información, por lo que los gobiernos suelen aprovecharlas para llegar a mayores números de personas.

publicidad

Meta alerta de campañas de manipulación política de Rusia y China en Facebook e Instagram

Meta alerta de campanas de manipulacion politica de Rusia y China en Facebook e Instagram

Meta confirmó que la operación comenzó en mayo de 2022, y para darle legalidad se utilizaron 60 sitios web que se hacían pasar por agencias de noticias. Entre esos estaban Spiegel, The Guardian y Bild, en los que se publicaban artículos que apoyaban a Rusia y rechazaban las sanciones que otros países impusieron. Este formato les sirvió para impulsar la agenda.

Después que las publicaciones fueron creadas, se distribuían en las redes sociales, tales como Facebook e Instagram. Algunas embajadas compartían tal material en sus perfiles oficiales. Al utilizar medios conocidos se logró que muchas personas tomaran en serio la noticia y la replicaran, lo que les garantizó un amplio alcance.

En el caso de la campaña china, estaba enfocada en crear una matriz de opinión sobre la política que mantiene Estados Unidos con esta nación. Solo contaba con 81 cuentas de Facebook, pero el algoritmo tenía el mismo objetivo: manipular al público al que le llegara la información.

Sin embargo, el caso de Rusia ha sido un punto álgido para Meta. En febrero eliminaron una red que se hacía pasar por editores de noticias al igual que 200 cuentas dedicadas a difamar a ciudadanos ucranianos acusándolos de violaciones. Así mismo, mantienen un rastreo de las publicaciones que realiza la Agencia Rusa de Investigación de Internet, los cuales buscan suplantar la identidad de otros usuarios.

El gobierno ruso ha visto en las redes sociales, de forma especial en Facebook, un espacio clave para ganar apoyo. El estilo que tiene la plataforma en base a comentarios y publicaciones compartidas, puede tener un impacto en los pensamientos y acciones que alguien tome en un determinado momento. Por eso, los directivos han trabajado en cambiar lo que se ve en la portada principal, con la intención de que se muestre contenido más ligero y de entretenimiento.

Lo cierto es que los hallazgos muestran que diversos países utilizan estos medios para manipular las opiniones y convicciones de los ciudadanos. Los comentarios y debates que se generan en torno a un tema desencadenan en más respuestas, y al final esto le da mayor alcance y visibilidad a las publicaciones. Aunque se ha tratado de luchar con la tendencia para que grupos inescrupulosos no se aprovechen, es una tarea complicada y ardua.

Europa y Estados Unidos han realizado campañas de manipulación política por años y nadie dice nada

En la política, los términos comunicar, convencer, persuadir y manipular suelen estar relacionados. El objetivo en la mayoría de los casos es sembrar en la mente de las personas ideas, aspiraciones y actitudes sin importar que estas sean falsas e inalcanzables. El efecto mayor se logra en los ciudadanos desinformados, indefensos y dóciles, aunque ahora con las redes sociales, es un poco más sencillo influir en los suscriptores activos, que no contrastan las fuentes.

Hay muchos ejemplos que demuestran cómo los gobiernos se valen de publicaciones para manipular las opiniones. En 2018, Facebook informó que eliminó 32 perfiles y páginas falsas que se dedicaban a organizar campañas para confundir a los electores que participaría en los comicios de Estados Unidos.

Las personas detrás de la red invirtieron 11.000 euros en anuncios propagandísticos para invitar a diversos eventos. Se buscaba generar debates sobre temas controvertidos y al final alcanzaron cerca de 290.000 usuarios.

Sin embargo, hay otros casos más complicados. Según un reporte publicado en El País de España, Estados Unidos lanzó una campaña de manipulación política para argumentar la invasión a Irak. Las declaraciones principales son de Paul Pillar, quien fue alto oficial de la Agencia Central de Inteligencia. Asegura que se politizaron los organismos de investigación para justificar una decisión que se había tomado con anterioridad.

Así mismo, un amplio artículo publicado en el portal de la BBC, cita declaraciones de la científica de datos Sophie Zhang, quien asegura que durante el periodo que trabajó en Facebook encontró evidencia de que muchos gobiernos buscan la forma de manipular a sus ciudadanos. Entre otras cosas se refiere a políticos de alto perfil de Brasil y Estados Unidos que tenían en sus cuentas seguidores falsos y millones de reacciones a sus comentarios.

En Europa hay varios casos que respaldan que la manipulación es un asunto grave. En el Reino Unido, se descubrió un caso sospechoso de spam. Tres organizaciones se dedicaron a subir los niveles de audiencia de unos medios de comunicación que no estaban entre los más conocidos. La intención era proyectar contenidos que incitaban al odio y violencia contra los musulmanes y otros grupos religiosos. En poco tiempo se posicionaron por encima de periódicos tradicionales como The Guardian.

Por otro lado, en Francia se mezclaron las noticias falsas con el discurso racista. Fue un proceso similar al del Reino Unido. Una red de perfiles con unos 500 mil seguidores se encargaron de publicar información con elementos de odio y anti refugio. Duplicaron las cuentas para promocionar a un mayor número de personas los contenidos y causar mucho daño.

En este tiempo, la cantidad de información que se recibe es más elevada que nunca, lo que representa un trabajo doble para los ciudadanos al tener que determinar lo que realmente es valiosa y verdadera. La mayoría es descentralizada, con escasos controles de calidad y se viraliza en pocos segundos gracias a la magia de las redes. Por eso, en medio de la aparente pluralidad, hay que mantenerse alerta para no dejarse influenciar o manipular con mensajes que aparentan ser inofensivos en las redes sociales.

🔥ÚNETE🔥 A LA NUEVA COMUNIDAD DE IP@P ¡APÚNTATE AQUÍ!

Si te quedaste con alguna duda, déjalas en los comentarios, te contestaremos lo antes posible, además seguro que será de gran ayuda para más miembros de la comunidad. Gracias! 😉

Temas

Anabel Hernández
Autor: Anabel Hernández

Licenciada en relaciones públicas y publicidad. Mis competencias son la comunicación social, la mercadología y la publicidad digital. Internet es mi 2º casa.

Publicidad

Últimas Noticias

Deja un comentario