✅ ÚNETE a la Comunidad de IP@P ⏩ ENTRA AQUÍ
📅 Tal día como hoy 04 de febrero... ¿QUÉ PASÓ?
Cursos Gratis
Ganar Dinero Internet
Android
Windows
iOS
MacOS
Linux
Facebook
Amazon
Netflix
Whatsapp
Twitch
Instagram
YouTube
Gmail
TikTok
Arduino
Telegram
Raspberry Pi

Las universidades se cansan de las trampas y proponen un software para detectar ensayos hechos con ChatGPT

¡Ya son muchos casos de trampa con ChatGPT! Aunque hay quienes aseguran que esta tecnología es ideal para llevar la enseñanza a otro nivel, un gran número de educadores señalan que se ha convertido en uno de los principales mecanismos de plagio, lo cual es un delito grave en el mundo académico

Saharay Pérez
Autor: Saharay Pérez
Fecha: 25 enero, 2023 a las 13:23

Según Forbes, en Estados Unidos, las universidades y escuelas de Alabama, California, Nueva York y Virginia han bloqueado el acceso de los alumnos al último modelo de ChatGPT, debido a su dudosa legitimidad en las redes públicas. El pasado 23 de enero, se conoció que los centros educativos han propuesto el empleo de un software para detectar ensayos hechos con este chatbot de OpenAI. Se trata de Turnitin, un programa antiplagio utilizado por decenas de miles de universidades y escuelas de todo el mundo para descubrir texto generado por IA.

Cada vez más, los alumnos se apoyan de herramientas de Inteligencia Artificial para completar las tareas con más rapidez y facilidad. Sin embargo, los profesores y autoridades educativas se han percatado de esta realidad, por lo que comenzaron a considerar su impacto en la educación. Si bien, un reciente estudio aseguró que la escritura con IA de ChatGPT revolucionará el futuro del aprendizaje y no es trampa usarlas, lo cierto es que muchas universidades se han cansado de ello y optarán por supervisar a los estudiantes a partir de un software dedicado a esto.

publicidad

Universidades proponen un software para detectar ensayos hechos con ChatGPT

Universidades proponen un software para detectar ensayos hechos con ChatGPT

Los chatbots de propósito general basados en Inteligencia Artificial han cobrado más fuerza con la llegada de ChatGPT de OpenAI. A partir de esta tecnología, los usuarios cuentan con la posibilidad de escribir instrucciones y obtener respuestas en cuestión de segundos, las cuales son coherentes, convincentes y precisas.

La última versión de ChatGPT, fue presentada en noviembre de 2022 y rápidamente, captó la atención del mundo informático. Dado que, el bot conversacional resulta sorprendente por generar textos articulados y llenos de matices. Debido a la habilidad de ChatGPT para realizar y completar las tareas de la escuela, los estudiantes no han dudado en aprovechar esta gran oportunidad.

Por eso, cada vez más recurrente al uso de las herramientas de inteligencia artificial para elaborar sus ensayos sin tener que hacer mucho esfuerzo. No obstante, aunque muchas personas apoyan la utilización de este tipo de herramientas para transformar los métodos de aprendizaje, otros lo critican abiertamente. Por tal razón, los maestros han comenzado a considerar su impacto controversial en la educación y hoy en día, las opiniones están divididas.

Lo que significa que, mientras algunos aseguran que dicha tecnología es idónea para perfeccionar las habilidades de escritura, otros expertos la consideran como una verdadera trampa. Así, ChatGPT ha trastocado algunas escuelas secundarias y universidades, de manera dramática, por lo que los maestros intentan discernir si los estudiantes utilizan el bot conversacional para completar sus tareas y ensayos.

En Nueva York y Seattle, han prohibido la herramienta ChatGPT en las redes WiFi y los dispositivos de las escuelas para evitar las trampas. En Alabama, California y Virginia también han bloqueado el acceso de los alumnos al último modelo de ChatGPT.

Como consecuencia, muchas universidades han propuesto el uso de un software capaz de detectar ensayos realizados mediante ChatGPT. Específicamente, se trata de Turnitin, una herramienta que se ha construido silenciosamente tras el lanzamiento de las últimas versiones de ChatGPT.

Dicho programa, se encarga de calcular la similitud de un ensayo en particular con el contenido de una gran base de datos de artículos, páginas web y libros para buscar signos de plagio. Por lo tanto, les brinda a los educadores la capacidad de identificar texto escrito por computadoras y por humanos, con más simplicidad.

El plagio es un delito grave en el mundo académico, por eso, algunas escuelas amenazan con la expulsión si los estudiantes son declarados culpables. Un reciente estudio halló que al menos el 58% de los estudiantes de secundaria han cometido plagio con herramientas de IA.

A medida que la IA continúa avanzando, las escuelas y universidades se han visto en la necesidad de resguardar la integridad académica notablemente. Es por eso que, muchos planteles educativos de Estados Unidos y otros países han elevado el uso de Turnitin en los últimos años. Actualmente, el software tiene un amplio alcance en la educación y ha acumulado un gran depósito de escritura de estudiantes, por lo que se estima como una herramienta ideal para detectar textos académicos basados en Inteligencia Artificial.

En 2019, Turnitin fue adquirida por el gigante de los medios Advanced Publications por casi 1.750M€. Desde entonces, el programa ha sido utilizado por 15.000 instituciones en un total de 140 países.

Más allá de considerarlo un buen negocio, la compañía asegura que su plan de implementar Turnitin también está fundado en ayudar a la industria y a los educadores para sentirse más seguros, estar más cómodos y realizar su labor de forma ética. En base a estos objetivos, el software se considera como una herramienta exitosa y se prevé que, en los próximos meses, se amplié su uso.

“Va a ser una detección bastante básica al principio con Turnitin, después haremos lanzamientos rápidos posteriores que crearán un flujo de trabajo que sea más procesable para los maestros”.

Annie Chechitelli, directora de productos de Turnitin.

Ya son demasiados casos de trampas con ChatGPT

Tal y como destacamos anteriormente, al menos el 58% de los estudiantes se han apoyado de herramientas basadas en IA para completar sus tareas, por lo que han perpetrado actos de plagio académico. Uno de los casos que más llama la atención, es el de un estudiante de último año de secundaria del Medio Oeste en Estados Unidos, quien asegura que utilizó ChatGPT para hacer dos tareas separadas: Una prueba de informática y una tarea de codificación. En ambas, obtuvo un alto puntaje sin que los maestros sospecharan.

En España, la profesora del instituto IES Vicens Vives, Ester Robles, resalta que los profesores están preocupados por los riesgos que entraña la tecnología de ChatGPT. Recientemente, los maestros se toparon con un texto bien redactado que contenían las ideas principales bastante organizadas y, como resultado, fue bien valorado. Sin embargo, el mismo fue producido por el chatbot de OpenAI y era casi indistinguible en comparación con lo que hubiera redactado un alumno calificado.

Así como estos dos casos, se han presentado muchos tanto en la escuela secundaria como en la universidad. A pesar de ello, las respuestas siguen divididas, porque muchos expertos de la enseñanza superior destacan que no es idóneo prohibir la herramienta de IA, ya que esto afectaría la libertad académica.

En su lugar, dicen que lo más apropiado es transformar la forma de enseñar, la cual está cambiando gracias a la tecnología. Si bien, los estudiantes están plagiando las tareas, pero porque resultan fáciles de ser plagiada; según Sid Dobrin, presidente del departamento de inglés de la Universidad de Florida.

“Tenemos que elevar el nivel. La imaginación, la creatividad y la innovación en el análisis que solemos considerar un trabajo de categoría A tiene que ir calando en los trabajos de categoría B. Esto se puede lograr con ChatGPT y las herramientas de IA”.

Kelly Ahuna, directora de la oficina de Integridad Académica de la Universidad de Búfalo en Nueva York.

Sin embargo, esta tecnología también tiene muchos críticos a sus espaldas. Por ende, otras universidades están tratando de establecer limites respecto al uso de ChatGPT y la Inteligencia Artificial, en general.

Tal es el caso de la Universidad de Washington en St. Louis, donde los directivos están redactando revisiones de sus políticas de integridad académica, con el fin de que sus definiciones de plagio incluyan la IA generativa. Asimismo, alrededor de 6000 profesores de las universidades de Harvard, Yale, Rhode Island y más, también se han inscrito para utilizar GPTZero, un software que promete detectar con rapidez el texto generado por medio de IA.

🔥ÚNETE🔥 A LA NUEVA COMUNIDAD DE IP@P ¡APÚNTATE AQUÍ!

Si te quedaste con alguna duda, déjalas en los comentarios, te contestaremos lo antes posible, además seguro que será de gran ayuda para más miembros de la comunidad. Gracias! 😉

Temas

Saharay Pérez
Autor: Saharay Pérez

Mi pasión es la tecnología y las redes sociales, investigo y documento las últimas noticias y trucos de Facebook, Twitter, Instagram, Whatsapp y cualquier red social.

Publicidad

Últimas Noticias

Deja un comentario