✅ ÚNETE a la Comunidad de IP@P ⏩ ENTRA AQUÍ
📅 Tal día como hoy 01 de febrero... ¿QUÉ PASÓ?
Cursos Gratis
Ganar Dinero Internet
Android
Windows
iOS
MacOS
Linux
Facebook
Amazon
Netflix
Whatsapp
Twitch
Instagram
YouTube
Gmail
TikTok
Arduino
Telegram
Raspberry Pi

Los piratas informáticos ahora se dedican a sabotear las redes de electricidad de las grandes ciudades alrededor del mundo

Los ciberdelincuentes usan sus artimañas para generar caos en las ciudades objetivo por medio de un servicio indispensable: La red eléctrica; recientemente ocurrió en un condado de EEUU, pero también ha sucedido en la India, Rusia, Israel y más naciones

Saharay Pérez
Autor: Saharay Pérez
Fecha: 06 diciembre, 2022 a las 21:03

El pasado sábado 3 de diciembre, el 70% del condado de Moore en Carolina del Norte (Estados Unidos) se quedó sin electricidad. Después de casi 48 horas de la avería, este 5 de diciembre, solamente se restableció el servicio en alrededor de 7.000 hogares de clientes de Duke Energy, tal y como anunció la firma. Sin embargo, otros 38.000 habitantes permanecieron en la oscuridad y se presume que esto será hasta el próximo jueves 8 de diciembre. ¿A qué se debe el daño?

Desde el primer momento, el FBI inició las investigaciones pertinentes y halló que los ataques informáticos a dos estaciones eléctricas de Carolina del Norte pueden deberse a un hecho delictivo perpetrado por atacantes informáticos. Dicha sospecha surge por una advertencia realizada la semana pasada por el Departamento de Seguridad Nacional acerca de este tipo de ataques “dirigidos”.

publicidad

Piratas informáticos ahora atacan las redes de electricidad

Piratas informaticos ahora atacan las redes de electricidad

El sábado 3 de diciembre, alrededor de las 7 p.m., inició un apagón en Carolina del Norte (Estados Unidos), específicamente en el condado de Moore, el cual dejó sin electricidad al 70% de los pobladores. A causa de ello, las autoridades anunciaron un toque de queda obligatorio desde las 9 p.m. del mismo día hasta las 5:00 a.m. del domingo. Según Ronnie Fields, el sherif del condado de Moore, la decisión se tomó para proteger a los residentes y empresas.

Dicho suceso, se inició después de un ataque dirigido a las dos subestaciones del condado de Moore, que se encuentran a unos 20 minutos de distancia entre sí. Por consiguiente, principalmente, afectó a los habitantes de las ciudades de Carthage y West End. Lo que más llama la atención, es que estas arremetidas se generaron solo una semana después de que el Departamento de Seguridad Nacional renovará un boletín de enero, advirtiendo que la infraestructura eléctrica del país es un “objetivo atractivo” para los extremistas nacionales.

De inmediato, la Oficina del Sheriff del condado de Moore, por medio de una publicación vía Facebook, señaló que las autoridades habían iniciado las investigaciones pertinentes para descubrir si este incidente se trataba de un hecho delictivo, tras obtener una evidencia que indicaba que el vandalismo “intencional” fue evidente en varios sitios de la localidad.

“La persona o personas que hicieron esto sabían exactamente lo que estaban haciendo. No tenemos idea de por qué ocurrió en el condado de Moore”.

Ronnie Fields, el sherif del condado de Moore en Carolina del Norte.

Estas sospechas se elevaron cuando encontraron que las dos subestaciones atacadas fueron dañadas por disparos. Como consecuencia, el apagón masivo en el condado de Moore se convirtió en una investigación criminal, en vista de que los equipos de servicios públicos que se dirigieron al lugar detectaron signos de posible vandalismo de equipos en diferentes sitios. Razón por la que, tanto el FBI como la Oficina de Investigaciones del Estado de Carolina del Norte se unieron a la investigación.

Los semáforos también están apagados y aunque algunas tiendas con generadores pudieron abrir sus puertas, varias empresas e iglesias en el condado de Moore cerraron el domingo.

Tal y como destaca John Miller, analista jefe de inteligencia y aplicación de la ley de CNN, esta clase de ataques han sido una preocupación nacional durante varios años por la naturaleza descentralizada de la red eléctrica en EEUU. En consecuencia, anteriormente, los expertos habían advertido sobre la vulnerabilidad de la infraestructura eléctrica de la nación, pues la red eléctrica estadounidense podría ser un objetivo principal para los ataques domésticos.

“El desafío es que la mayoría de estos lugares están al aire libre, casi todos se encuentran en áreas remotas y la mayoría de ellos están disponibles para ser atacados desde una larga distancia”.

John Miller, analista jefe de inteligencia y aplicación de la ley de CNN.

Hasta el momento, solamente 7.000 clientes de Duke Energy han podido recuperar la energía de sus hogares, gracias a una óptima labor de la firma estadounidense el pasado lunes 5 de diciembre. Sin embargo, otras 38.000 personas tendrán que permanecer en la oscuridad, ya que las autoridades han indicado que la interrupción puede extenderse hasta el próximo 8 de diciembre. Lo cual, alterará la vida de decenas de miles de habitantes y las actividades comerciales de Moore.

“Tenemos un bebé de seis meses en la casa. No tenemos una fuente de calor. Estamos tratando de obtener calor para ella”.

Chris Thompson, residente de Carthage, Moore.

En líneas económicas, Ronnie Fields asegura que el costo estimado de los daños causados por los apagones es de millones de dólares, debido a que son bastante significativos. Como desviar la energía no es una opción, la única solución consiste en reemplazar todo el equipo y para ello, deberán seguir múltiples caminos de restauración que ayuden a devolver la energía a la mayor cantidad de clientes de Duke Energy; así señaló Jeff Brooks, gerente principal de comunicaciones de la empresa.

Así lograrán una reparación bastante sofisticada con un equipo bastante grande.

El más reciente ataque en Carolina del Norte en USA pone al mundo en alerta

Los ataques ejecutados por piratas informáticos a las redes eléctricas son uno de los principales desafíos que deben afrontar los gobiernos, actualmente. Dado que, cada vez son más los ciberdelincuentes que usan sus artimañas para generar caos en las ciudades objetivo a través de un servicio que es indispensable para el día a día, tal y como la electricidad. Lo peor, es que existen numerosas formas de acceder a estos sistemas que ayudan a controlar las centrales eléctricas.

Así, el reciente ataque hecho en Carolina del Norte pone en alerta a los gobiernos en todo el mundo, sobre todo, porque no es la primera vez que sucede. A mediados de 2021, un grupo de piratas informáticos chinos lograron atacar a la red eléctrica de la India a través de malware. Según un informe, la campaña fue realizada por RedEcho, un grupo de actividades de amenazas vinculado a China que tiene como objetivo el sector energético indio.

Asimismo, el hackeo de las redes eléctricas se convirtió en un nuevo campo de batalla entre Washington y Moscú, cuando más de 700.000 personas se quedaron sin electricidad, tras aparentemente coordinado por piratas informáticos rusos.

Esto también sucedió en Israel, después de que unos ciberdelincuentes aprovecharon los agujeros en la supervisión cibernética de la Compañía Eléctrica de Israel (IEC) para derribar la red eléctrica del país, con el objetivo de controlarla para provocar daños económicos y poner en peligro vidas humanas.

🔥ÚNETE🔥 A LA NUEVA COMUNIDAD DE IP@P ¡APÚNTATE AQUÍ!

Si te quedaste con alguna duda, déjalas en los comentarios, te contestaremos lo antes posible, además seguro que será de gran ayuda para más miembros de la comunidad. Gracias! 😉

Temas

Saharay Pérez
Autor: Saharay Pérez

Mi pasión es la tecnología y las redes sociales, investigo y documento las últimas noticias y trucos de Facebook, Twitter, Instagram, Whatsapp y cualquier red social.

Publicidad

Últimas Noticias

Deja un comentario