📅 Tal día como hoy 17 de julio... ¿QUÉ PASÓ?
Cursos Gratis Stories
Ganar Dinero Internet
Android Stories
Windows Stories
iOS Stories
MacOS Stories
Linux Stories
Facebook Stories
Amazon Stories
Netflix Stories
Whatsapp Stories
Twitch Stories
Instagram Stories
YouTube Stories
Gmail Stories
TikTok Stories
Arduino Stories
Telegram Stories
Raspberry Pi Stories

¡La naturaleza contraataca! Descubren nueva especie de bacteria natural que se alimenta de plástico y podría salvar las fuentes de agua

La nueva bacteria habita los lagos europeos y podría ser la solución para la contaminación de plástico, y podría existir una sepa capaz de hacer lo mismo en las aguas oceánicas

Mario José
Autor: Mario José
Fecha: 28 julio, 2022 a las 15:12

Científicos de la Universidad de Cambridge encontraron una bacteria que es adicta al plástico y que naturalmente se forma en 29 lagos de Europa. El Dr. Andrew Tanentzap, uno de los autores del estudio, sostiene que al parecer la contaminación de los océanos despierta el apetito de las especies marinas.

Las estadísticas indican que cada año mueren un millón de especies acuáticas como consecuencia de los desechos plásticos que se arrojan al mar, aspecto que además afecta la calidad del agua dulce, importante para el consumo humano. Por ello, el hallazgo aviva la esperanza de encontrar una solución a este problema en el futuro inmediato.

publicidad

Descubren bacterias adictas al plástico que pueden descontaminar las fuentes de agua

Descubren bacterias adictas al plastico que pueden descontaminar las fuentes de agua

Hay otros datos interesantes dentro del estudio presentado. Al parecer, en la medida que aumentó el nivel de contaminación se duplicó el crecimiento de las bacterias, quienes usan primero el plástico como alimento debido a que es fácil de descomponer y después están capacitadas para diluir materiales más difíciles.

El Dr. Tanentzap asegura que esa contaminación estimula la red alimentaria de los lagos, porque a mayor cantidad de bacterias hay más comida para los peces y los patos. Eso no significa que el impacto negativo haya desaparecido, pero disminuye en proporciones significativas.

En la actualidad tenemos más plástico que peces en los océanos y mares.

La investigación también evidencia que aún cuando las baterías tenían la opción de comer hojas de las plantas, prefirieron los restos de plástico, lo que a la larga les da más poder para descomponer otros alimentos. Sin embargo, eso no debe ser una excusa para continuar con los procesos industriales que tanto daño causan al ecosistema.

Para confirmar que la teoría en realidad es cierta, los científicos tomaron varias bolsas plásticas y las sumergieron hasta que liberaron los desechos de carbono. Los restos los vertieron en diferentes botellas en las que se tenía agua de los lagos investigados. Al cabo de tres días, la cantidad de bacterias se duplicó.

Tenemos un problema con el plástico desde hace décadas y es importante erradicarlo

Aproximadamente el mundo produce cada año 200 millones de desechos plásticos y de ellos, 11 millones llegan a los océanos. Ninguno se escapa, ni siquiera el Ártico que durante muchos años se mantuvo impecable. Allí se han encontrado microplásticos, que son los restos que sobran tras la desintegración de materiales grandes.

Si se mantiene el ritmo actual, en una década por cada tres toneladas de peces habrá una de basura y para el 2050, el peso de los desechos será superior al de las especies. Estas estadísticas fueron presentadas en el informe la Nueva Economía de los Plásticos en el 2019.

Una de las zonas más contaminadas es el mediterráneo de Europa, en el que se encuentran una gran variedad de desechos que flotan en el agua. En Italia, por cada ocho metros cuadrados se consiguen restos de plástico, como vasos, botellas, mascarillas, muñecos, neumáticos y botas.

El principal problema, aparte de la falta de conciencia del ser humano, radica en que el plástico se dispersa fácilmente y es muy difícil de descomponer. Por eso, una vez que llega al mar es consumido o se va a lo más profundo. Se han encontrado restos hasta a 10.000 metros de profundidad.

Los plásticos que se observan en la superficie sólo representan el 15% de los que en realidad existen, por eso se habla de que los nuevos vertederos de basura son los océanos y mares, sin importar el continente que se analice.

Para ver la gravedad del asunto, acá están algunos datos reveladores. Un globo lanzado al mar tarda seis meses en descomponerse, la suela de un zapato entre 10 y 20 años, un vaso 75 años, una botella 500 años y el hilo de pesca aproximadamente 600 años. No se trata de un juego, es una realidad que debe parar de inmediato.

Otros inventos para luchar contra la contaminación del plástico

Un elemento clave para preservar la vida en el planeta son los mares, océanos, ríos y lagos. Pero, los seres humanos no toman conciencia de la importancia que estos tienen y en vez de cuidarlos, arrojan todo tipo de basura, que va desde pequeñas cantidades hasta las toneladas que vierten las industrias.

A partir de 1950 aumentó la producción de plástico y eso afecta hasta nuestros días la pureza de las aguas. Afortunadamente han surgido algunos inventos tecnológicos que quieren ser aliados en la limpieza de los océanos.

Robot come plástico

Los inventores fueron un grupo de investigadores de la Universidad de Sichuan y aseguran que este robot es capaz de comer microplásticos. Su tamaño es de apenas 1,3 centímetros y se le ha puesto a prueba en aguas poco profundas con buenos resultados.

El pez robot negro, que es el nombre oficial, agita sus aletas y mueve el cuerpo sin riesgo de chocar con otros. Si una especie más grande se lo come, lo digiere sin problema. Además, en caso de dañarse se recupera solo y tiene la velocidad de nadar 2,76 metros por segundo.

WasteShark, el dron que atrapa residuos

Este dron es un ejemplo del buen uso que se le puede dar a la tecnología. En un solo viaje tiene la capacidad de recoger hasta 60 kilogramos de basura, utilizándose en Holanda, Gran Bretaña, Dubái y Sudáfrica. Mide 1.55 metros de largo y 1.07 de ancho. Es un aliado para reducir la cantidad de plástico y también para evaluar la calidad del agua.

WasteShark fue diseñado por la compañía holandesa RanMarineTechnology y su diseño se inspira en el tiburón ballena, el cual nada con la boca abierta para capturar a sus presas. Se dirige por control remoto y tiene una autonomía de 8 horas. Esperan que al año elimine 15 toneladas de basura.

El cubo flotante Seabin

Los creadores fueron dos australianos y la idea de este cubo es recoger los envases plásticos, así como el aceite, combustible y detergente que se lanza en los océanos. Es una alternativa a los barcos limpiadores que se observan en las playas. El invento se ha expandido al mundo y hay más de 800 activos. Las cifras indican que han logrado recoger 650.000 kilogramos de desechos, un aporte innegable para mantener en buen estado los mares.

🔥ÚNETE🔥 A LA NUEVA COMUNIDAD DE IP@P ¡APÚNTATE AQUÍ!

Si te quedaste con alguna duda, déjalas en los comentarios, te contestaremos lo antes posible, además seguro que será de gran ayuda para más miembros de la comunidad. Gracias! 😉

Temas

Mario José
Autor: Mario José

Licenciado en periodismo, especializado en investigación, busco la verdad de todas las cosas. Ahora centrado 100% sobre temas de tecnología, informática e Internet.

Publicidad

Últimas Noticias

Deja un comentario