✅ ÚNETE a la Comunidad de IP@P ⏩ ENTRA AQUÍ
📅 Tal día como hoy 02 de febrero... ¿QUÉ PASÓ?
Cursos Gratis
Ganar Dinero Internet
Android
Windows
iOS
MacOS
Linux
Facebook
Amazon
Netflix
Whatsapp
Twitch
Instagram
YouTube
Gmail
TikTok
Arduino
Telegram
Raspberry Pi

¿Nos llevamos bien? Científicos liberan oleada de robots en un campus universitario de Texas para estudiar su convivencia con humanos

Varios tipos de robots, entre ellos perros mecánicos, estarán paseando con estudiantes de un campus en Texas para ver cómo se comportan y qué aprenden de las personas, al igual que verán la reacción de los propios estudiantes

Mario José
Autor: Mario José
Fecha: 30 noviembre, 2022 a las 17:09

La tecnología robótica y la inteligencia artificial avanzan de la mano para lograr una mayor convivencia entre los seres humanos y las máquinas. El más reciente proyecto lo lleva adelante un grupo de científicos de la Universidad de Texas en Austin, quienes durante cinco años evaluarán los resultados de la experiencia.

Para llevar adelante la investigación, recibieron un importante aporte de parte de Fundación Nacional de Ciencias de 3,6 M€, que será distribuido en un periodo de cinco años, en los que observarán el desempeño de los humanoides y verán la reacción de las personas en un variado ámbito, después que sean elaborados y configurados.

publicidad

Científicos estudian la convivencia entre humanos y robots en un campus universitario

Científicos estudian la convivencia entre humanos y robots en un campus universitario

La investigación se anuncia en el portal oficial de la universidad, en el que se explican los dos tipos de robots que van a utilizar los científicos. Se trata de unas especies de perros que fueron diseñadas por Boston Dynamics y Unitree. Lo que harán será colocarlos en funcionamiento en el campus universitario y estudiar de cerca su comportamiento con las personas y objetos que se topen en el camino.

Con las reacciones de cada día, se formará una enorme base de datos mediante la cual se determinará cuáles son los ambientes apropiados para que los robots se desenvuelvan. Pero también, el estudio tiene la finalidad de evaluar la agresividad de estos humanoides, sus acciones, intenciones y la recuperación que tienen después que cometen errores. Todo ello basado en el aprendizaje profundo y la inteligencia artificial.

El profesor Luis Sentis considera que con el pasar de los días, será frecuente ver nuevos sistemas robóticos. Explica que en el futuro no solo se les podrá utilizar para enviar pedidos, sino también para el desarrollo de software que permitan mejorar la seguridad y la comunicación en determinados espacios. Es un proyecto pensado para desarrollarse en los próximos años, toda vez que los obstáculos actuales sean superados.

Para completar la misión, el profesor Nanshu Lu diseñará algunos sensores cerebrales que llevarán colocados los científicos que realizarán el monitoreo de los robots. Así tendrá una idea precisa de toda la carga de trabajo que realizan. Es un esfuerzo conjunto de un equipo multidisciplinario que dará resultados en los años por venir.

Un futuro de humanos y robots juntos está a la vuelta de la esquina... pero antes debemos resolver varios conflictos morales

Los robots cada día tienen características muy amigables. Su manera de hablar no es tan mecánica, lo que permite que las conversaciones fluyan de mejor forma. Parecen más reales y algunos predicen que serán útiles para resolver una gran cantidad de problemas, entre ellos los que implican arriesgar la vida o incrementar la productividad de las empresas.

Existen varios conflictos éticos y morales que se han planteado en cuanto a la interacción permanente de los seres humanos y las máquinas. Muchos de ellos dependen de la programación y el diseño que se realiza en los laboratorios, por ello se requiere contar con una educación bioética que sirva de formación e inculcar en los técnicos valores fundamentales que deben tener en cuenta en su trabajo.

Una de las grandes preocupaciones es que estos aparatos reemplacen la mano de obra y se eliminen un gran número de puestos de trabajo. Por ello, se deben crear políticas que se adapten a los seres humanos y no que los sustituyan. Claro está que una máquina tiene la capacidad de trabajar una mayor cantidad de horas sin requerir descansos o cambios de guardia. Sin embargo, siempre requerirá la supervisión, por lo que es necesario que exista la integración.

En segundo lugar, está la dificultad para asignar responsabilidades por los fallos cometidos. Es cierto que lo primero que se piensa es que los que diseñaron el algoritmo deben responder por cualquier inconveniente, pero en la medida que un robot basado en inteligencia artificial se integra a un espacio, aprende nuevas conductas y patrones, por lo que en algún momento serán más autónomos y tomarán decisiones diferentes a las que tenían cuando entraron. Esa pérdida de control debe ser regulada para evitar daños mayores.

Un tercer punto se vincula con la importancia de que la privacidad de la información personal y los datos recabados funcione adecuadamente. Conocer el destino que tendrá la documentación recabada es una tarea pendiente, ya que son múltiples los usos que se le dará a la base de datos que estos robots recopilen. Pero también es necesario evitar la manipulación por determinadas tendencias, bien sean comerciales o políticas. Si reciben formación errónea, los resultados irán parcializados.

El hecho de que los robots sean muy humanizados, ha creado una discusión en torno a los sentimientos que se podrían desarrollar hacia ellos. El experto David Levy pronostica que para 2050 los seres humanos tendrán encuentros sexuales con estas máquinas igual que lo hacen algunos con objetos de silicona. Sin embargo, la investigadora Kathleen Richardos piensa que eso impactará en gran medida las relaciones humanas, aparte que se comenzaría a ver a las mujeres como simples figuras para satisfacer los deseos. He acá otro conflicto difícil.

Así que todas las instituciones deben preocuparse por respetar los derechos de los seres humanos, diseñar algoritmos que sean seguros, cuidar la privacidad de la información personal, garantizar la transparencia de las operaciones y establecer mecanismos que permitan vigilar los nuevos desarrollos, con la mirada puesta en que estos no causen ningún daño.

A nivel industrial, su uso se ha masificado, sobre todo en Japón que es el principal fabricante de robots, seguido por Alemania y Corea del Sur de acuerdo con las cifras de la Federación Internacional de Robótica. Las estrategias que han desarrollado, les han permitido realizar un buen trabajo sin causar daño a los humanos.

🔥ÚNETE🔥 A LA NUEVA COMUNIDAD DE IP@P ¡APÚNTATE AQUÍ!

Si te quedaste con alguna duda, déjalas en los comentarios, te contestaremos lo antes posible, además seguro que será de gran ayuda para más miembros de la comunidad. Gracias! 😉

Temas

Mario José
Autor: Mario José

Licenciado en periodismo, especializado en investigación, busco la verdad de todas las cosas. Ahora centrado 100% sobre temas de tecnología, informática e Internet.

Publicidad

Últimas Noticias

Deja un comentario