✅ ÚNETE a la Comunidad de IP@P ⏩ ENTRA AQUÍ
📅 Tal día como hoy 22 de febrero... ¿QUÉ PASÓ?
Cursos Gratis Stories
Ganar Dinero Internet
Android Stories
Windows Stories
iOS Stories
MacOS Stories
Linux Stories
Facebook Stories
Amazon Stories
Netflix Stories
Whatsapp Stories
Twitch Stories
Instagram Stories
YouTube Stories
Gmail Stories
TikTok Stories
Arduino Stories
Telegram Stories
Raspberry Pi Stories

La ciencia pone todo lo que tiene para conseguir alimentar dispositivos utilizando la energía del océano

Esta es una idea innovadora que promete generar miles de empleos directos y proveer de energía a muchas personas, se trata de convertir la fuerza del oleaje en energía utilizable y segura

Mario José
Autor: Mario José
Fecha: 16 enero, 2023 a las 13:28

La seguridad de las poblaciones costeras es posible gracias a la tecnología que proporcionan los sensores marinos. Con ellos se detecta cualquier actividad inusual y se toman las medidas que sean necesarias para preservar la vida. Sin embargo, mantenerlos encendidos tiene un costo elevado al igual que sustituir las baterías con las que funcionan.

Por esos motivos, surge la propuesta que llevan adelante investigadores del Laboratorio Nacional del Noroeste del Pacífico, quienes desean aprovechar la energía que hay en los océanos para alimentar estos aparatos que se han vuelto indispensables en la actualidad. El proyecto se suma a otros que se han desarrollado en años recientes en la búsqueda de fuentes renovables de electricidad.

publicidad

La ciencia quiere alimentar dispositivos utilizando la energía del océano

La ciencia quiere alimentar dispositivos utilizando la energía del océano

En un artículo publicado en el medio techxplore.com se informa que los investigadores desarrollan un aparato llamado nanogenerador triboeléctrico cilíndrico, el cual tendrá la capacidad de tomar la energía que producen las olas en el océano y transformarlas en electricidad, de manera que permitan alimentar los sensores marinos y cualquier otro dispositivo que se utilice con fines de comunicación e investigación.

Según las palabras del científico Daniel Deng, estas pequeñas centrales eléctricas tendrán la capacidad de alimentar desde pequeños equipos hasta elementos de las comunicaciones por satélite, solo con el uso de la energía marina. Para eso han trabajado en un diseño que sea práctico y sencillo, que pueda trabajar sin complicaciones a mar abierto. Lo mejor es que utilizarán fuentes alternativas, que no generan ningún tipo de contaminación.

El nanogenerador se vale de algunos imanes para realizar la conversión energética, con un sistema que logra transformar de manera uniforme las ondas que recibe. En su interior alberga par de cilindros que se mueven en conjunto con piezas de aluminio que al final originan electricidad estática. Con una mayor presión, aumenta la capacidad, eso aunque el movimiento del mar sea lento.

La buena noticia es que el invento tiene por estos días la capacidad de alimentar dispositivos electrónicos pequeños. La meta es ampliar su potencial y fabricarlo a gran escala. Son muy pocos los convertidores que tienen esta posibilidad, aparte que tendrá la ventaja de utilizarse por igual en plataformas flotantes y estables. Toda una novedad que de seguro será muy bien acogida en el futuro.

El océano es nuestro amigo; recordamos los proyectos más interesantes para conseguir energía del océano

Un 70% del planeta está conformado por agua y las que se encuentran en los océanos son una fuente inagotable de energía que se encuentra inutilizada. Algunas cifras sugieren que si se aprovechara todo ese potencial, para el año 2035 estaríamos en capacidad de cubrir la demanda mundial de electricidad. Aun así, los costos implicados y la precariedad de la tecnología colocan un freno en el camino.

De acuerdo con el Ocean Energy Europe 2016, con la vista puesta en el año 2050, la mayor parte de esta energía estará extendida en Europa, lo que permitirá la creación de cientos de empleos directos. Según el doctor Silva Casarín, se debe buscar la manera de lograr el máximo aprovechamiento y que el común de las personas sepan cómo funciona. Recomienda evitar las discusiones de cuál de las formas de generación es más limpia, porque se deben utilizar todas las disponibles.

Hay distintos inventos que se llevan adelante con la finalidad de aprovechar el poder de los océanos. En Australia, presentaron una cámara de hormigón que con el movimiento de las aguas genera energía. Su nombre es UniWave200 y se coloca justo encima de una plataforma flotante. La ventaja es que puede remolcarse y colocarse en las zonas que sean oportunas.

En la medida que las olas impactan contra la estructura, sale aire por intermedio de una válvula que a través de una turbina produce electricidad que se traslada a la red local. El coste en la construcción fue de 12 M€.

Un segundo proyecto, son las granjas flotantes de energía eólica. La primera que se construyó se localiza en Escocia y la meta es que provea electricidad a 20.000 hogares. Las turbinas tienen una altura de 175 metros con un peso de 11.500 toneladas. El director de la compañía, Leif Delp, dijo en su momento que el funcionamiento a mar abierto contribuirá en la misión de abaratar los costos. En esas zonas los vientos son más poderosos, por lo que las aspas se mueven a una velocidad mayor. Sin embargo, ese no es el único.

El año pasado se construyó uno que es considerado el más grande del mundo. Lleva el nombre de Hornsea 2. En sus espacios de 462 kilómetros cuadrados alberga 165 generadores con capacidad de alimentar a 1,4 millones de personas. La meta es ampliar su generación en el futuro cercano, según lo expresado por las autoridades gubernamentales. Es un banco de pruebas para futuros proyectos, que quizá sean emprendidos por grandes empresas.

Junto a las granjas, existen las turbinas eólicas. Una de las más potentes la diseñó la compañía japonesa IHI Corp. En las conclusiones aseguraron que tienen la potencia y la estabilidad para proporcionar electricidad a la población. La Organización para el Desarrollo de Nuevas Energías y Tecnologías Industriales de Japón sostuvo que en algún momento cubrirá un 60% de la demanda del país, que son en total cerca de 200 gigavatios. Su tamaño es de 20 metros de largo con un peso de 300 toneladas. Se puede sumergir hasta 50 metros.

La energía oceánica es muy ventajosa. Además de ser renovable, no es contaminante, por lo que no incide en la emisión de gases de efecto invernadero. Tiene la capacidad de funcionar sin ocasionar ruido y aunque la velocidad de las aguas sea poca, puede mantenerse en funcionamiento.

🔥ÚNETE🔥 A LA NUEVA COMUNIDAD DE IP@P ¡APÚNTATE AQUÍ!

Si te quedaste con alguna duda, déjalas en los comentarios, te contestaremos lo antes posible, además seguro que será de gran ayuda para más miembros de la comunidad. Gracias! 😉

Temas

Mario José
Autor: Mario José

Licenciado en periodismo, especializado en investigación, busco la verdad de todas las cosas. Ahora centrado 100% sobre temas de tecnología, informática e Internet.

Publicidad

Últimas Noticias

Deja un comentario