📅 Tal día como hoy 19 de mayo... ¿QUÉ PASÓ?
Cursos Gratis Stories
Ganar Dinero Internet
Android Stories
Windows Stories
iOS Stories
MacOS Stories
Linux Stories
Facebook Stories
Amazon Stories
Netflix Stories
Whatsapp Stories
Twitch Stories
Instagram Stories
YouTube Stories
Gmail Stories
TikTok Stories
Arduino Stories
Telegram Stories
Raspberry Pi Stories

¡El colmo! Apple es demandada por las aplicaciones que rastrearon la actividad de los usuarios aunque el permiso estuviera desactivado

Apple se suma a las grandes empresas de tecnología que reciben demandas por la forma de recopilar y usar los datos de sus usuarios, incluso siempre se ha dicho que viven de una red oscura de manejo de datos confidenciales

Mario José
Autor: Mario José
Fecha: 15 noviembre, 2022 a las 17:09

El salpicado por la violación de la privacidad de los datos esta vez es Apple. El estadounidense Elliot Libman decidió interponer una demanda en los tribunales de California por la recopilación de información personal que realizan en los servidores de la compañía. Se estima que el proceso será largo, aunque los abogados no están muy optimistas.

En épocas pasadas, Facebook y Google han enfrentado procedimientos similares en los juzgados, donde han tenido que explicar sus condiciones y términos de servicio. Apple, que es conocida por crear software especial para manejar sus operaciones, negó de inmediato las acusaciones y comentaron a través de sus portavoces que la práctica no es diferente a la que realizan otras compañías tecnológicas.

publicidad

Apple es demandada por rastrear la actividad del usuario sin autorización

Apple es demandada por rastrear la actividad del usuario sin autorizacion

Según la demanda que interpuso Libman, Apple recopila información privada de los usuarios que utilizan la plataforma. Uno de los métodos de rastreo es con la tienda de aplicaciones, todo ello a pesar de que siempre han dicho que luchan por mantener la seguridad de todos sus clientes. Este hombre espera que más personas se sumen a la causa y salga beneficiado un amplio colectivo.

Algunos elementos que sobresalen del documento es que se engaña a los consumidores y se le otorga a Apple la posibilidad de conocer detalles muy personales con el seguimiento y la recopilación de datos. Se expresa la preocupación de que la información vaya a parar a los gobiernos u otras empresas privadas para ser utilizadas en la venta de publicidad. En otro párrafo indican que la compañía ha obtenido beneficios comerciales con esta práctica, por ejemplo, al vender estadísticas a terceros.

Hay que sumarle a esta declaración la investigación realizada por los desarrolladores Tommy Mysk y Talal Haj Bakry. Ellos dicen que cada movimiento realizado por un usuario en la tienda de aplicaciones va a parar a los servidores de Apple, aun cuando se desactiva el rastreo de la navegación. En tiempo real se envían las búsquedas y los sitios en los que se detuvo la persona. En otros casos se almacena el tipo de dispositivo, el modelo y el idioma.

Lo que causa mayor sorpresa a los investigadores y a otros expertos consultados no es que se recopile información, ya que se sabe que es una práctica común y en muchos casos se aprueba en los términos de condiciones. Además, genera preocupación que esto se haga aún si la persona desactiva el rastreo, lo que convierte el método en un irrespeto al derecho de cada quien a evitar que sus datos sean expuestos.

El cinismo; Apple lleva años “preocupada” por la privacidad del usuario y es el principal violador de esta

El año pasado causó mucho revuelo las pérdidas que tuvieron otras compañías tecnológicas por los cambios de privacidad implementados por Apple. La compañía comenzó con la llamada Transparencia de Seguimiento de Aplicaciones, lo que impidió a los anunciantes acceder al modelo del dispositivo que se utilizó para ver determinado contenido. Según los ejecutivos, esa era una forma de proteger a sus clientes.

Junto a ello, en enero de 2021, Tim Cook aseguró que uno de los principales problemas que tienen que enfrentar las personas en la actualidad se relaciona con la privacidad. Presionó al congreso de los Estados Unidos para que se dictaran algunas leyes que obligaran a las empresas a tomar medidas, ya que el principal negocio de ellos como compañía no es la recopilación de datos y que una de sus grandes políticas ha sido la preservación y el resguardo de sus clientes.

Es decir, la protección va para los actores externos, pero Apple al ser dueña de la tecnología puede usar la información como mejor le parezca. Es un discurso de doble cara por el lado en que se le mire. Siempre han dicho públicamente que la privacidad es un derecho fundamental de los clientes, que forma parte de sus productos y que la tienen en cuenta en todos sus diseños. Ahora bien, en la práctica por lo visto es todo lo contrario.

El experimento que realizaron los investigadores fue en el iOS 14.6 y creen que es muy probable que el comportamiento se mantenga en la actualización 16. Las únicas aplicaciones que quedaron exentas del procedimiento fueron Health y Wallet, relacionadas con la salud y las finanzas. De haberlo hecho, sí hubiesen infringido de forma más puntual artículos de la ley en los que se establecen penas y sanciones.

Apple asegura que es transparente en sus operaciones y que por lo tanto no recopila datos privados de los usuarios mientras estos navegan por la tienda de aplicaciones. Dicen que esa práctica es habitual para ofrecer una mejor experiencia, anuncios personalizados y productos que interesen a cada usuario de acuerdo con su perfil. Reiteran al final que ese es el estilo que utilizan todas las grandes compañías.

Pero esta no es la única oportunidad en la que Apple ha sido señalada de irrespetar la privacidad de sus usuarios. En 2020 se le acusó de incorporar en los iPhone el rastreo llamado IDFA, un número de identificación que permite recopilar la actividad diaria. La compañía refutó diciendo que en vez de vigilar, daba mayor control del dispositivo y que cada quien podía darse de baja en el momento que quisiera.

Con todo lo anterior, pareciera que no hay nada que se pueda hacer para evitar que las grandes tecnológicas conozcan la actividad que se realiza, aun sin saber quién es la persona que está detrás de esos movimientos. Todas las medidas parecen ser una estrategia de marketing para vender más y ganar dinero que para proteger la integridad de las personas. Pero eso es lo que toca, al final las transnacionales con la alta cuota de poder son las que tienen la última palabra.

🔥ÚNETE🔥 A LA NUEVA COMUNIDAD DE IP@P ¡APÚNTATE AQUÍ!

Si te quedaste con alguna duda, déjalas en los comentarios, te contestaremos lo antes posible, además seguro que será de gran ayuda para más miembros de la comunidad. Gracias! 😉

Temas

Mario José
Autor: Mario José

Licenciado en periodismo, especializado en investigación, busco la verdad de todas las cosas. Ahora centrado 100% sobre temas de tecnología, informática e Internet.

Publicidad

Últimas Noticias

Deja un comentario