📅 Tal día como hoy 23 de abril... ¿QUÉ PASÓ?
Cursos Gratis Stories
Ganar Dinero Internet
Android Stories
Windows Stories
iOS Stories
MacOS Stories
Linux Stories
Facebook Stories
Amazon Stories
Netflix Stories
Whatsapp Stories
Twitch Stories
Instagram Stories
YouTube Stories
Gmail Stories
TikTok Stories
Arduino Stories
Telegram Stories
Raspberry Pi Stories

10 años del “Gangnam Style”; el primer vídeo con 1 billón de reproducciones en YouTube que demostraba la decadencia de la música moderna

El éxito de K-pop coreano rompió todas las fronteras y se convirtió en un hit internacional escuchado en todos los rincones del mundo; fue el primero en alcanzar 1B de reproducciones en YouTube y hoy tiene más de 4B

Mario José
Autor: Mario José
Fecha: 19 julio, 2022 a las 20:09

A partir del 15 de julio del 2012 los videos musicales de Youtube entraron en una nueva etapa, después que se lanzara ‘Oppa Gangnam Style’, el famoso éxito de PSY que captó de inmediato la atención de seguidores de todo el mundo y rápidamente se viralizó sonando en discotecas, bares y fiestas de cualquier tipo.

Este rapero coreano logró el objetivo con su canción, poner a bailar con un ritmo en el que simulaba estar montado encima de un caballo y además ubicarse en los primeros lugares de las listas musicales. Pero eso no es todo, fue el primer éxito en alcanzar el billón de reproducciones en Youtube y al día de hoy, es el séptimo vídeo más reproducido en la historia de la plataforma.

publicidad

Se cumplieron 10 años del “Gangnam Style”; el primer vídeo en llegar a 1 billón de vistas en YouTube

Park Jae-sang o simplemente PSY era un desconocido en el concierto internacional hasta que irrumpió con su éxito ‘Oppa Gangnam Style’, una canción que aunque muchos ignoraban su significado, disfrutaron bailándola desde el momento de su lanzamiento.

En poco tiempo el tema se hizo viral, debutó en el Billboard Hot 100 en septiembre de 2021 y en tan solo unas semanas escaló hasta la segunda posición. Para el 21 de diciembre se anunció que el videoclip alcanzaba las mil millones de visualizaciones, lo que marcó un hito en la plataforma y en la historia del internet. Pasado un año, el joven tenía en su poder tres récords Guinness, lo que le abrió la puerta a presentarse con Madonna en el Madison Square Garden de Nueva York.

Pero la canción consiguió otros objetivos, como por ejemplo impulsar el K-pop y el hallyu, dos elementos fundamentales de la cultura pop en corea. Logró en poco tiempo lo que el gobierno había buscado desde la década de 1990, que era la proyección de la música más allá de sus fronteras.

“Las cosas se volvieron pesadas y duras, tenía demasiada presión cada que escribía un nuevo tema que estaba obligado a superar al ‘Gangnam Style’”

PSY, rapero coreano.

Sin embargo, para el rapero ese momento de fama no fue fácil, ya que necesitaba convertir otro tema en un éxito global, una presión que no toleró y que él mismo afirmó en diversas entrevistas que lo llevaron a tener problemas de ansiedad. Sin embargo, a medida que su éxito se apagaba, pudo “recuperar su vida” y hoy se siente bastante liberado.

Un “éxito” que demostraba la decadencia de la música; ritmos sencillos y repetitivos con letras absurdas

Un "éxito" que demostraba la decadencia de la música; ritmos sencillos y repetitivos con letras absurdas

Aunque no hay una cifra exacta de la cantidad de canciones que existen, se cree que hay más de cien millones. Lo ideal es que las letras expresen los sentimientos de forma coherente, pero en pleno siglo XXI hay temas que no dejan claro el mensaje y contrario a lo que se podría pensar, se convierten en éxitos que la gente adopta, los cantan sin saber lo que dicen y no pueden sacarlas de su mente porque el ritmo es muy pegajoso.

Eso confirma que la música está en un proceso de decadencia. Se ha perdido la forma de hacer verdaderas canciones, hay muchas en las que no participa ningún instrumento musical y otras tienen mucha similitud entre sí, algo que no ocurría décadas atrás. Hoy día, se utilizan básicamente las mismas palabras con elementos electrónicos de fondo.

A grandes rasgos el consumidor no percibe que el sonido es el mismo, si se toma como referencia lo que ocurre con el género urbano y el pop. Los lanzamientos están marcados por lo que vende y a la hora de elaborar un proyecto musical se piensa más en estas características que en el contenido que tendrán los temas.

Para el catedrático David J. Hargreaves de la universidad de Londres, el hecho de que algo venda no significa que sea de calidad. Hay artistas que no tienen el apoyo de las grandes disqueras o emisoras de radio por salirse de los gustos mayoritarios y en muchos casos encuentran en las plataformas de streaming una manera de proyectar sus trabajos, que son muy buenos pero desconocidos.

En esta onda, el músico Carlos Mellino asegura que en la actualidad hay más productos que artistas. En este caso, los productores son los encargados de convertir a un individuo con poco talento en una figura que cautive a las masas. La gran desventaja es que si no hay la concepción de un artista detrás de esa maquinaria no se mantendrán a lo largo del tiempo.

La buena música desapareció… Pero también lo hicieron los buenos músicos

La forma de hacer música ha cambiado. Las épocas en la que los músicos eran protagonistas y acompañaban la letra de las canciones han quedado en un segundo plano. Los artistas modernos prefieren los sonidos electrónicos, los que producen los sintetizadores o simplemente una mezcla con el ordenador para encima colocar algunas frases repetitivas que agraden a las nuevas generaciones.

Para los expertos hay un punto de quiebre en la música que se escuchaba y se promocionaba antes de los 2000 que la de hoy en día. El trabajo de componer ahora es más sencillo, sin tener el mismo mérito de temas que marcaron una época y que son leyendas, aunque salieron al mercado en las décadas de los 70,80 o 90. Y aquí está una de las razones por las que muchos se quedan anclados en las canciones del ayer: eran letras que expresaban sentimientos y emociones de forma diferente.

Sin embargo, las grandes marcas tienen sus métodos para ganar mucho dinero y apuestan a ello. Entienden que el mejor mercado es de 18 a 34 años, por lo que invierten altas sumas en publicidad para llegar a este sector de la población. Por eso no extraña la aparición de nuevos sonidos, que gusten, atrapen y cautiven.

Es seguro que a gran parte de las generaciones pasadas no le convencen ni les gustan muchos de los nuevos lanzamientos musicales. Pero hay otra ventaja. Gracias a las plataformas de streaming, ahora es más sencillo encontrar melodías de todos los géneros, sin importar la época y tenerla al alcance de la mano, lo que termina de cubrir la necesidad de tener en los oídos música de calidad.

🔥ÚNETE🔥 A LA NUEVA COMUNIDAD DE IP@P ¡APÚNTATE AQUÍ!

Si te quedaste con alguna duda, déjalas en los comentarios, te contestaremos lo antes posible, además seguro que será de gran ayuda para más miembros de la comunidad. Gracias! 😉

Temas

Mario José
Autor: Mario José

Licenciado en periodismo, especializado en investigación, busco la verdad de todas las cosas. Ahora centrado 100% sobre temas de tecnología, informática e Internet.

Publicidad

Últimas Noticias

Deja un comentario