✅ ÚNETE a la Comunidad de IP@P ⏩ ENTRA AQUÍ
📅 Tal día como hoy 08 de diciembre... ¿QUÉ PASÓ?
Cursos Gratis
Ganar Dinero Internet
Android
Windows
iOS
MacOS
Linux
Facebook
Amazon
Netflix
Whatsapp
Twitch
Instagram
YouTube
Gmail
TikTok
Arduino
Telegram
Raspberry Pi

¡Y el ganador es! Svante Paabo se lleva el Nobel de medicina por demostrar que la evolución es en realidad producto del mestizaje

El científico sueco Svante Paabo fue galardonado con el Premio Nobel de Medicina, ha sido el único experto en hallar y demostrar que la evolución humana inicia desde la reproducción de los neandertales y otras especies humanas extintas

Saharay Pérez
Autor: Saharay Pérez
Fecha: 03 octubre, 2022 a las 22:34

Este lunes 3 de octubre, desde el Instituto Karolinska en Estocolmo (Suecia), el secretario del Comité Nobel, anunció que Svante Paabo es el ganador del año, por sus descubrimientos sobre la evolución humana. A sus 67 años de edad, el científico sueco fue galardonado con el premio Nobel de Fisiología y Medicina 2022, gracias a que logró la compleja tarea de descifrar el código genético de los neandertales, nuestros parientes extintos.

Según los miembros del comité encargados de otorgar el premio, Svante Paabo ha establecido una nueva disciplina científica, conocida como “la paleogenómica”. A partir de ella, ha logrado revelar las direcciones genéticas que diferencian a los humanos vivos de los homínidos extintos. Este descubrimiento es la base para poder explorar las peculiaridades que nos hace únicamente humanos.

publicidad

Svante Paabo se lleva el Nobel de medicina 2022

Svante Paabo se lleva el Nobel de medicina 2022

¡Un premio a la evolución humana! Este lunes 3 de octubre, el secretario del Comité Nobel, Thomas Perlmann, dio a conocer el ganador del Premio Nobel de Fisiología y Medicina 2022. El primer galardonado en el Instituto Karolinska de Estocolmo en Suecia, fue el científico Svante Paabo, quien se ha convertido en el mejor experto de la historia en desentrañar los secretos de la evolución humana, a sus 67 años de edad.

Este premio tiene una dotación en efectivo de 10 millones de coronas suecas. Lo que equivale a casi 900.000 euros.

Por su experiencia, el investigador sueco afrontó la difícil tarea de estudiar la genética de homínidos desaparecidos hace decenas de miles de años. Así, el trabajo de Paabo ha sentado las bases de una disciplina científica en sí misma, la paleogenómica. Lo que le ha ayudado a descifrar y discernir la evolución genética que nos ha llevado a convertirnos en lo que somos hoy en día: Homo Sapiens.

En efecto, su investigación se centra en comparar el genoma de los humanos modernos con los neandertales y los denisovanos, quienes son nuestros parientes extintos más cercanos. Así, apunta que nuestra configuración genética actual no es más que la herencia de cientos de millones de años de evolución de dichas especies y de alguna manera, demuestra que hubo mezcla entre ambas.

“Revelando las diferencias genéticas que distinguen a todos los humanos vivos de los homínidos extintos, los descubrimientos de Paabo proporcionan la base para explorar lo que nos hace únicamente humanos”.

El Comité Nobel.

Durante la presentación en Estocolmo, resaltaron que Svante Paabo es el único que ha logrado realizar el descubrimiento del denisova, un homínido extinto. Este hallazgo lo obtuvo a partir de datos del genoma que fueron recuperados de una simple muestra de hueso de un dedo pequeño. Cabe señalar que, el denisova es una subespecie del género Homo, identificada a través del análisis del ADN de restos óseos descubierto, los cuales tienen su origen en Asia y estuvieron relacionados a los neandertales de forma lejana.

Paabo demostró que los neandertales y otras especies de humanos se reprodujeron entre sí

Para dar evidencia de la reproducción entre neandertales con otras especies humanas, el principal desafío del científico sueco residía en aplicar técnicas modernas de análisis genético en fósiles de hace millones de años. En vista de que, por naturaleza, el ADN se degrada rápidamente y esto hace que los restos sean fragmentarios y hasta estén contaminados.

Como consecuencia, los paleontólogos solamente pueden acceder a restos diminutos y esto dificulta su estudio. Sin embargo, Paabo logró superar esto y al mismo tiempo, creó una nueva disciplina en la ciencia, la paleogenómica. Según el Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva, donde Svante Paabo desarrolla sus investigaciones, la paleogenómica es la reconstrucción de las secuencias genéticas de las especies extintas.

A partir de esta novedosa disciplina, Paabo encontró la forma de seguir adelante con su análisis, principalmente, basándose en el ADN mitocondrial. Aunque en este la información es incompleta, lo cierto es que presenta múltiples copias y eleva las posibilidades de éxito en torno a los resultados. De tal modo, el sueco pudo extraer los datos genéticos de un hueso de 40.000 años de antigüedad para hallar que los neandertales y otras especies de humanos se reprodujeron entre sí, en su momento.

Los neandertales tenían un cráneo alargado, nariz amplia de aletas prominentes, baja estatura y complexión robusta. Estos rasgos que pueden denotar una adaptación a climas fríos.

En tal sentido, el científico de 67 años de edad, descubrió el hecho de que se había producido una transferencia de genes entre estos homínidos ahora extintos, específicamente tras la migración que aconteció fuera de África hace casi 70.000 años atrás. Lo cual le costó alrededor de dos décadas de trabajo, pues decidió ir más allá de sus pesquisas hasta poder secuenciar el genoma nuclear de los neandertales.

Por lo tanto, el estudio de Paabo permitió comparar los genomas de los humanos actuales con los de los neandertales y gracias a ello, el mismo descubrió que una fracción de nuestro ADN es procedente de ancestros neandertales. Básicamente, estos pertenecen a una especie extinta del género Homo que habitó en Europa, Próximo Oriente, Oriente Medio y Asia Central, entre 230.000 y 28.000 años antes del presente, sobre todo al final del Pleistoceno medio y casi todo el superior.

Es así como Paabo, entre los diversos hallazgos de su importante investigación, dio luz acerca de cómo el neandertal ha influido en nuestra evolución genética a lo largo de los años e incluso, cómo se puede apreciar en la actualidad. De acuerdo a dichas conclusiones, el galardonado por el Comité Nobel resalta que este antiguo flujo de genes para los humanos actuales tiene relevancia fisiológica hoy en día. Un ejemplo de ello, es que afecta la forma en como nuestro sistema inmunológico reacciona ante las infecciones.

“Los estudios de Paabo en esta área, han proporcionado datos sobre el origen del Homo sapiens y el tipo de interacción que mantuvimos con otras especies ya extinguidas, que parecían impensables hace una década. la importancia de esta nueva disciplina radica en la trascendencia que han tenido en la reconstrucción de una parte fundamental de nuestra historia evolutiva”.

María Martinón Torres, doctora en medicina y especializada en temas de evolución humana.

🔥ÚNETE🔥 A LA NUEVA COMUNIDAD DE IP@P ¡APÚNTATE AQUÍ!

Si te quedaste con alguna duda, déjalas en los comentarios, te contestaremos lo antes posible, además seguro que será de gran ayuda para más miembros de la comunidad. Gracias! 😉

Temas

Saharay Pérez
Autor: Saharay Pérez

Mi pasión es la tecnología y las redes sociales, investigo y documento las últimas noticias y trucos de Facebook, Twitter, Instagram, Whatsapp y cualquier red social.

Publicidad

Últimas Noticias

Deja un comentario