✅ ÚNETE a la Comunidad de IP@P ⏩ ENTRA AQUÍ
📅 Tal día como hoy 01 de octubre... ¿QUÉ PASÓ?
Cursos Gratis
Ganar Dinero Internet
Android
Windows
iOS
MacOS
Linux
Facebook
Amazon
Netflix
Whatsapp
Twitch
Instagram
YouTube
Gmail
TikTok
Arduino
Telegram
Raspberry Pi

¡Lamentable! Pando; el organismo vivo más antiguo del mundo puede desaparecer por la industria ganadera

Las malas prácticas de los ganaderos, así como una sobreexplotación del ecosistema que lo rodean han comenzado a generar daños irreparables en Pando; el organismo vivo más antiguo del mundo

Mario José
Autor: Mario José
Fecha: 22 septiembre, 2022 a las 12:01

Un nuevo estudio realizado por el Profesor Paul Rogers, director de Western Aspen Alliance, concluye que las extensiones de álamos localizadas en la región centro-sur de Utah tienen fecha de caducidad. En un extenso reporte publicado en la revista Conservation Science and Practice, se explican algunos de los motivos, entre ellos el impacto negativo de la ganadería.

Este seguimiento se realiza desde el 2017. En su momento las organizaciones conservacionistas dieron sus recomendaciones, las cuales fueron adoptadas en parte. Ahora, las medidas que se tienen que tomar son más extremas, si se desean mantener por largo tiempo estos organismos secos que son considerados los más grandes y antiguos de la tierra.

publicidad

Pando; el organismo vivo más grande y antiguo del mundo se está desintegrando

Pando el organismo vivo mas grande y antiguo del mundo se esta desintegrando

El grupo de álamos temblones de Utah ocupan una superficie de 106 acres o lo que es igual a 43 hectáreas. Son unas especies vegetales con características idénticas, con una enorme cantidad de raíces compartidas. Los investigadores aseguran que su vida se ha extendido a lo largo de los milenios, pero ahora comienzan a desmoronarse.

Los primeros señalamientos los hizo el Profesor Rogers en el año 2017. Esa vez sugirió la importancia de cercar las zonas para que los animales que pastan no acabaran con las plantaciones. La razón es que en la medida que se iban desapareciendo los árboles antiguos -debido a la maduración-, no había un proceso de reforestación, sino que simplemente desaparecía esa generación.

Los álamos temblones o Pando, como también se les conoce, forman extensiones clonales en las zonas donde se encuentran. El área más grande es la que se observan es en Utah, las demás son pequeñas, con espacios de apenas 3 acres. Los cálculos aseguran que tiene unos 14 mil años de existencia, aunque sólo viven 130 cada tallo. Aún así, lo que sorprende es la capacidad de regenerarse para mantener la especie.

Es interesante que para luchar por preservar estas áreas se ha creado un grupo llamado Amigos de Pando, quienes buscan proyectar información relacionada con este árbol. La sensación que da caminar por estos bosques es increíble, sentir el movimiento que producen ante la suave brisa hace que se vean más imponentes. Pero, la zona también alberga un ecosistema variado, en el que hay mucha diversidad de flores silvestres, insectos polinizadores, pájaros, zorros y venados, por nombrar algunos.

La ganadería y la "incompetencia" humana lo llevan al borde de la muerte

En una primera etapa, la medida que se tomó fue colocar vallas en algunas secciones con el objetivo de evitar que los animales pastaran. El estudio observó que los ciervos ramoneadores y el ganado, limitaban el crecimiento de los nuevos retoños, lo que por supuesto coloca una fecha de extinción de los organismos vegetales.

Las zonas en las que se colocaron las cercas, que representan el 16% del territorio, se han logrado preservar, lo que ha permitido que los nuevos retoños se conviertan en árboles fuertes que aguanten la mayor cantidad de tiempo. Hay otro sector, en el que las vallas se han deteriorado, lo que ha llevado a que los tallos viejos se exterminen. La preocupación principal está en el 50% restante, a la cual no se le hizo ningún trabajo de conservación.

El problema tiene otras vertientes. Aparte de no conservarse los árboles, la luz del sol llega con más fuerza al suelo del bosque. Esto altera la composición del resto de las plantas que allí se encuentran. Es un daño grande al no tomarse con tiempo las medidas convenientes, que ya en este momento no pasan solamente por las cercas, debido a que solo se conservará una especie y el resto desaparecerá.

La clave, según el Profesor Rogers, está en detener la ganadería y limitar la cantidad de ciervos salvajes con una matanza selectiva. Piensa que cercar toda la zona es como construir un zoológico en la naturaleza, aun cuando la estrategia se ha planificado con las mejores intenciones.

Hay que reducir el número de animales que se comen los árboles, ya que si el bosque colapsa lo harán el resto de las especies que en él habitan, dice Rogers. Darle la respiración necesaria permitirá que se recupere. Se han intentado acabar con los ciervos salvajes con petardos, balas de fogueo y persecuciones en vehículos 4 x 4, pero no es algo sencillo según el especialista.

A menudo estos árboles se reproducen por clonación. Esa es la razón por la que se han extendido en algunas regiones de Norteamérica. Por regla general, un clon mide un aproximado de 4.000 metros cuadrados, aunque en ocasiones es mucho más. Desde 2006, el Pando aparece en un sello postal y en 2014, fue adoptado como árbol oficial de Utah.

Ningún ser vivo es más pesado que el Pando. Se asegura que su masa es de seis millones de kilogramos, algo similar a 35 ballenas azules o mil elefantes. El promedio de vida es de 85 a 130 años y en la medida que mueren, surgen nuevos brotes verdes. El mayor problema está cuando no se cumple este proceso natural. El bosque se envejece y al no tener nuevas generaciones se extingue.

La primera vez que se dio a conocer fue en la década de 1970 por el científico Burton Barnes, quien descifró su composición. Años después, la investigación fue confirmada por otros analistas. Sin embargo, sus problemas comenzaron tiempo atrás, solo que en el siglo XXI se han intensificado, hasta el punto de ponerlo en riesgo.

A finales de la década de 1980, el Servicio Forestal de los Estados Unidos taló dos parcelas pequeñas y el resultado fue que nunca más volvieron a surgir. Según el investigador Stanley Kitchen, la fertilidad no es un problema, ya que brotan muy fácilmente. Lo malo es si no se toma conciencia de sembrarlos de nuevo. Lo importante ahora es hacer un trabajo efectivo antes de que sea demasiado tarde.

🔥ÚNETE🔥 A LA NUEVA COMUNIDAD DE IP@P ¡APÚNTATE AQUÍ!

Si te quedaste con alguna duda, déjalas en los comentarios, te contestaremos lo antes posible, además seguro que será de gran ayuda para más miembros de la comunidad. Gracias! 😉

Temas

Mario José
Autor: Mario José

Licenciado en periodismo, especializado en investigación, busco la verdad de todas las cosas. Ahora centrado 100% sobre temas de tecnología, informática e Internet.

Publicidad

Últimas Noticias

Deja un comentario