✅ ÚNETE a la Comunidad de IP@P ⏩ ENTRA AQUÍ
📅 Tal día como hoy 02 de febrero... ¿QUÉ PASÓ?
Cursos Gratis
Ganar Dinero Internet
Android
Windows
iOS
MacOS
Linux
Facebook
Amazon
Netflix
Whatsapp
Twitch
Instagram
YouTube
Gmail
TikTok
Arduino
Telegram
Raspberry Pi

Meta asegura que existe una red de desinformación en redes sociales cuyo origen viene de Estados Unidos

Las guerras mediáticas han tomado forma nuevamente utilizando un nuevo formato, ahora las redes sociales son las encargadas de llevar información errónea a todo el mundo

Mario José
Autor: Mario José
Fecha: 26 noviembre, 2022 a las 17:32

Ya ha sido publicado el reporte de amenazas externas de Meta para este trimestre y los puntos que más sobresalen corresponden a las medidas que la compañía ha tenido que tomar contra los grandes grupos de desinformación que se han apoderado de Internet.

No es noticia nueva que en las redes sociales circulan gran cantidad de noticias amarillistas o información completamente equivocada. Lo que muchos no sabían es que el mismo Departamento de Defensa de los Estados Unidos, podría estar financiando una de ellas para cambiar las posturas políticas de la población en países que se consideran zona de riesgo.

publicidad

Meta asegura que una red de desinformación está en Estados Unidos

Meta asegura que una red de desinformacion esta en Estados Unidos

Las redes sociales han hecho que sea muy sencillo difundir noticias falsas. Tergiversar información no es para nada una práctica nueva, ha ocurrido desde siempre, lo que sí es propio de la era digital es la posibilidad de llevar esa información a todos los rincones del mundo en segundos y falsificar redes completas noticias. Desde hace un par de años, Meta parece haber encontrado algunas de estas redes en sus aplicaciones y ha modificado sus políticas para vetar este tipo de difusión.

La información se puede transmitir de forma errónea por muchos motivos. Puede tratarse de una mala interpretación de los hechos, opiniones completamente subjetivas o sesgadas por motivos personales y simple especulación. No obstante, la problemática que está señalando Meta va mucho más allá, se trata de una difusión intencional de datos manipulados para causar un efecto específico en la audiencia.

Este tipo de redes, normalmente se dirige a públicos particulares, que serán sensibles ante tales noticias u opiniones. Son grupos que han sido estudiado con antelación, analizando sus intereses, alineaciones políticas y hasta horarios de actividad para asegurar que el mensaje enviado será recibido de la forma esperada.

Meta afirma que una de estas redes tiene base en Estados Unidos y está directamente relaciona con el ejército. Desde hace algunos años se han hecho tales acusaciones y el Departamento de Defensa ha elegido no dar declaraciones al respecto, por lo que el tema permanece hasta cierto punto en la ambigüedad. Lo cierto es que esta red estaría apuntando hacia países extranjeros donde el ejército de los Estados Unidos ha tenido presencia en los últimos años. Además, propagarían el odio hacia gobiernos enemigos.

“Eliminamos 39 cuentas de Facebook, 16 páginas, dos grupos y 26 cuentas en Instagram por violar nuestra política contra el comportamiento no auténtico coordinado. Esta red se originó en los Estados Unidos y se centró en varios países, incluidos Afganistán, Argelia, Irán, Irak, Kazajstán, Kirguistán, Rusia, Somalia, Siria, Tayikistán, Uzbekistán y Yemen.”

Informe de amenazas adversas de Meta, tercer trimestre de 2022

Por su parte, Rusia y China manejarían las otras dos redes detectadas, haciendo lo propio, el caso de Rusia se ha hecho aún más notorio en años reciente pues las redes se han usado para tergiversar la información acerca de la guerra, dando a los ciudadanos del país una perspectiva muy distinta de la que se maneja en el resto del mundo de lo que está ocurriendo.

Los grupos que, según los informes de Meta, muestran “Comportamiento inauténtico coordinado” o CIB, se encargan de colocar agentes en el campo haciéndolos pasar como civiles para dar la apariencia de una difusión orgánica y hacer pensar a otras personas que se trata de ciudadanos en la misma posición que ellos con una opinión muy clara acerca de la situación. En otros casos, pagan o manipulan canales informativos de diferentes formatos para hacer llegar ese tipo de información manipulada.

Estos grupos gastan miles de dólares en publicidad para estar seguros de que las noticias van a llegar a los grupos demográficos elegidos, en el caso de la red estadounidense, países como Irán, el norte de África, Oriente Medio y Asia Central. Los mensajes se envían en horarios en los que la población estará más propensa a recibirla, con críticas de diferentes estilos hacia China, Rusia o Irán.

El informe de Meta asegura que están haciendo todo lo posible para remover la acción de tales grupos, baneando cuentas y contenidos relacionados. Sin embargo, aunque esto se logre, lo más probable es que aparezcan a través de algún otro medio.

Las guerras mediáticas saltan de la TV a las redes sociales

Las guerras mediáticas tienen un trasfondo tan distante que es difícil seguirle el paso. Quizá en lo que pensamos al hablar de ellas es en la televisión y la manipulación de los canales informativos que fue tan popular hace un par de décadas. Sin embargo, antes de eso existían los periódicos y en tiempos aún más remotos, los gobernantes de una región con facilidad podían difundir la información que fuera de mayor conveniencia para su administración.

La principal diferencia en que en aquella época la población simplemente escuchaba y acataba las órdenes, en cambio, en la actualidad todo el mundo puede opinar. La veracidad de esta expresión está particularmente acentuada en lo que respecta a las guerras mediáticas pues no solo tienen acceso a la información y una plataforma para proponer su voz propia personas de todas las clases y grupos sociales, también personas de cualquier región y pueden realizar interacciones mucho más complejas.

El periodismo civil ha cobrado relevancia pues ante cualquier acontecimiento, inmediatamente hay decenas y hasta cientos de dispositivos electrónicos registrando la situación.

Ya no es necesario esperar a que un noticiero ofrezca el reportaje oficial, basta con entrar a Twitter y observar lo que testigos han dicho al respecto, pero ¿qué hacer cuando los testigos han sido manipulados para dar una declaración errónea, o cuando las personas que analizan la información tiene opiniones muy parcializadas?

Las consecuencias de la información errónea pueden ser devastadoras, como bien pudimos comprobarlo durante el año 2020, personas han sufrido daños graves por noticias sin fundamento ya sea que se den intencionalmente o por errores humanos.

Algunas formas de prevenir caer en la oleada de desinformación que ronda las redes sociales son tratar de verificar los datos en fuentes oficiales, seguir canales con diferentes puntos de vista o que abarquen el mismo tema desde distintas áreas, para así obtener una perspectiva más completa. En general, utilizar el criterio propio, ante las dudas, analizar qué motivos podría tener una persona para tergiversar los datos y no dar por hecho cualquier noticia antes de corroborarla.

🔥ÚNETE🔥 A LA NUEVA COMUNIDAD DE IP@P ¡APÚNTATE AQUÍ!

Si te quedaste con alguna duda, déjalas en los comentarios, te contestaremos lo antes posible, además seguro que será de gran ayuda para más miembros de la comunidad. Gracias! 😉

Temas

Mario José
Autor: Mario José

Licenciado en periodismo, especializado en investigación, busco la verdad de todas las cosas. Ahora centrado 100% sobre temas de tecnología, informática e Internet.

Publicidad

Últimas Noticias

Deja un comentario