✅ ÚNETE a la Comunidad de IP@P ⏩ ENTRA AQUÍ
📅 Tal día como hoy 28 de noviembre... ¿QUÉ PASÓ?
Cursos Gratis
Ganar Dinero Internet
Android
Windows
iOS
MacOS
Linux
Facebook
Amazon
Netflix
Whatsapp
Twitch
Instagram
YouTube
Gmail
TikTok
Arduino
Telegram
Raspberry Pi

El gusano de la cera podría salvar al mundo gracias a su capacidad para descomponer el plástico

El plástico es un problema por su lento proceso de biodegradación, pero este nuevo descubrimiento podría ayudar a reducir su impacto al encontrar una forma de procesarlo y destruirlo

Mario José
Autor: Mario José
Fecha: 07 octubre, 2022 a las 13:32

Un artículo publicado en el periódico The Guardian, aporta un nuevo método para luchar contra la enorme contaminación que hay en el planeta producto de los desechos plásticos. Al parecer, la saliva de los gusanos de la cera podría descomponer el polietileno en pocas horas, por lo que de lograrse un uso masificado se rescataría algunos espacios importantes.

Para el Profesor Andy Pickford, quien trabaja en la Universidad de Portsmouth en el Reino Unido, es un descubrimiento emocionante y puede ser a futuro una ruta para descomponer los desechos plásticos. Lo que se debe analizar son los costos que tendrá llevar este material natural a sintético y decidir si la inversión al final vale la pena.

publicidad

La saliva del gusano de cera podría descomponer fácil el plástico

La saliva del gusano de cera podria descomponer facil el plastico

Las conclusiones de la eficiencia de la saliva del gusano de cera llegan después que un científico limpiara una colmena infectada y se diera cuenta que las larvas hicieron algunos agujeros en unas bolsas plásticas. Al profundizar en la investigación, observaron que no era solo que lo masticaban, sino que se daba el efecto de la descomposición química, por lo que pensaron que sería una buena opción si se aplicaba en otras circunstancias.

Uno de los mayores obstáculos que se enfrentan para degradar plástico es que las cadenas de polímeros se rompen muy rápido. Sin embargo, las enzimas degradantes funcionan en el agua y a temperatura ambiente. De las 200 proteínas que contiene, dos de ellas son útiles para que se dé el proceso que revolucionará el campo de la biorremediación.

En la actualidad, el 30% de las bolsas y otros materiales de embalaje se fabrican con polietileno, lo que lleva a que la contaminación por estos desechos sea incalculable. La forma de reciclaje que se utiliza requiere complicados procesos mecánicos, por lo que la nueva ruta a implementar podría ser con el uso de estas enzimas.

La ventaja de la descomposición es que contribuiría a la creación de sustancias valiosas o a procesar plástico de nuevo, sin la necesidad de sacarlo de los derivados del petróleo. Aún así, los investigadores consideran que están en una etapa temprana y que hace falta profundizar mucho más. Piensan que esto también los podría llevar a crear aplicaciones prácticas para uso doméstico, con los que se den los procesos de reciclaje de manera sencilla.

La contaminación por plástico está fuera de control ¿Qué estamos haciendo para solucionarla?

Se podría decir que de una u otra manera, el plástico forma parte de la vida de los seres humanos. Mira a tu alrededor y verás que más de una de las cosas que utilizas a diario están elaboradas con este material.

El teléfono móvil, el lápiz, el teclado del ordenador, el cepillo de dientes, gran cantidad de las piezas del auto y hasta los utensilios de cocina. Pero eso no es todo. La mayoría de las bolsas en las que se empacan los productos o en los que se guardan para llevarlos a casa son de polietileno.

Es cierto que desde el punto de vista positivo, aporta soluciones. El mayor problema está en la forma como se utiliza. Según la ONU, el 50% de los productos que se fabrican con plástico son desechables tras unos pocos minutos de uso.

Al final, de cualquier manera van a parar a drenajes, después a los ríos para terminar en el mar. Es así como se han formado las cinco islas de plástico, con materiales que no se degradan, sino que se convierten en pequeñas partículas que causan mucho daño.

Según un estudio realizado por el Instituto Alfred Wegener de Alemania, al menos el 88% de las criaturas marinas tienen partículas de microplásticos en su organismo. Pero también se han encontrado en algunos seres humanos. Lo que se convierte en un problema que tendrá consecuencias, aunque en este momento no están del todo precisadas.

Otro análisis proviene de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, que estima que hay más de 140 millones de toneladas de plástico en los ecosistemas acuáticos, la mayoría de ellos en los ríos y lagos.

Esto ha ocurrido a partir de 1950, pero se ha incrementado con el pasar del tiempo, en la medida que la producción de este material se ha hecho común.

El mayor problema es que no hay técnicas adecuadas de reciclaje. Por ejemplo, en el 2019, solo el 9% de los desechos se reutilizaron, todo porque los costos son muy elevados.

Y es una situación que no es de una sola región, sino del mundo entero.Diversas organizaciones han hecho propuestas para luchar contra la contaminación plástica.

Una de ellas es Oceana, quien propone tres objetivos fundamentales. La primera, es eliminar el uso de plásticos desechables y sustituirlos por materiales que sean reutilizables.

Segundo, crear un protocolo que permita retirar los desechos de las corrientes marinas y en tercer lugar, concentrarse en los espacios más vulnerables. Ellos piensan que no se trata de declarar zonas protegidas, sino de evitar que la basura llegue a estos lugares.

A finales de septiembre nació una nueva organización para luchar contra la problemática ambiental. Se trata de la Coalición Empresarial para un Tratado Global sobre Plásticos.

La misión es lograr que los materiales de polietileno no se conviertan en residuos, para de esta forma evitar acabar con los océanos, la flora y la fauna del planeta. Tienen previsto reunirse en noviembre, aunque ya realizaron un primer llamado a los gobiernos para tomar medidas drásticas.

Esta coalición está conformada por ONG, asociaciones empresariales, organizaciones de gestión de residuos, marcas minoristas, convertidores y productores de plástico al igual que entidades financieras. Una de las voceras es Erin Simon, quien piensa que no se puede esperar y que la necesidad de abordar la crisis es más urgente que nunca.

No es la primera organización global que se crea para luchar contra la contaminación plástica. Ojalá que esta vez los resultados se den y no se vean las soluciones simplemente como una forma de gastar dinero, sino como la manera de preservar lo que garantizará la vida de las futuras generaciones y de los ecosistemas naturales del planeta.

🔥ÚNETE🔥 A LA NUEVA COMUNIDAD DE IP@P ¡APÚNTATE AQUÍ!

Si te quedaste con alguna duda, déjalas en los comentarios, te contestaremos lo antes posible, además seguro que será de gran ayuda para más miembros de la comunidad. Gracias! 😉

Temas

Mario José
Autor: Mario José

Licenciado en periodismo, especializado en investigación, busco la verdad de todas las cosas. Ahora centrado 100% sobre temas de tecnología, informática e Internet.

Publicidad

Últimas Noticias

Deja un comentario